martes, 11 de mayo de 2010

Hoy es el cumpleaños de Susito (Jesús), un chico de Castellón. Antes que nada, ¡felicidades, mozuelo!

Rehosties, redeu, redeu benedicto 16, hosties... Y el emoticono que tenéis sobre estas líneas, forman parte de la jerga de nuestras conversaciones, a veces surrealistas, a veces filosóficas, y a veces profundas. Es estupendo que exista una persona con la que poder estar de risas y bromas, a confiarle y que te confíe problemas.

Le conozco desde hace muchos, muchos años. Perfectamente pueden ser 6 años (o más), gracias a un ex amigo que teníamos en común. Al principio, sólo hablamos de cosas sin importancia, bromitas y demás; nunca hablábamos de cosas serias, ni personales a excepción del apéndice de nuestro ex amigo en común.

Desde principios de año, y coincidiendo casualmente con la enemistad mutua de este ex amigo y yo, Susito y yo empezamos a hablar de nosotros mismos, por quiénes somos. Un paso adelante en la confianza acomodada que, aunque sabíamos podíamos tener gracias a la comodidad del paso de los años, nunca hasta entonces permitimos demostrarlo como hasta ahora. Y eso me ha llevado a conocer aún más a este chico, con el que coincido en más cosas que incluso con cualquiera de mis ex. El valor de las pequeñas cosas, los valores generales de la vida, la fidelidad, reflexiones sobre la sociedad, puntos de vistas personales sobre multitud de detalles, problemas y sonrisas de la vida... Todo eso engloba a una gran persona, que hoy sopla velitas y tengo el placer de felicitarle, con el deseo obvio de seguir felicitándole hasta que seamos viejitos y nos vayamos juntos a dar paseos matutinos y hacer un descanso a las puertas de los colegios para ofrecer caramelitos a los niños xD

Un abrazo estrujahuesos y un beso sonoro, pero de los de verdad. De corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario