lunes, 3 de mayo de 2010

Tuenti y el mundo de las redes sociales

En los años 2004-2005, muchísimo antes de que existieran estas redes tal y como la conocemos, fui invitado a entrar en el hermético Laboratorio de Investigaciones de Microsoft ("Microsoft Research Labs") como betatester (persona que utiliza, prueba y testea productos en fase de desarrollo e investigación). Microsoft creó una plataforma desde la que compartir mensajes con tu círculo de amigos, en forma de ramificaciones. Era bastante avanzado para la época; y, de hecho, lo es incluso si existiera en la actualidad. El proyecto que pocas personas pudimos ver frenó en seco y acabó cerrando, sin que llegara a salir a la luz nunca. Años después, Microsoft se limitó a crear el fracasado Live Spaces. 

Odio profundamente las redes sociales. Es la moda más estúpida que existe. Y hablo, por supuesto, con conocimiento de causa. Participar en una red social es meterse en un círculo vicioso, un Gran Hermano sin premio final y con todos sus inconvenientes.

¿Os acordáis de Fotolog? Hace dos o tres años era lo máximo: todo el mundo tenía fotolog. Ahora, ¿quién lo usa? El público español emigró a Tuenti: el mismo concepto que Fotolog (crear una red de amigos con las que compartir fotitos y dejar comentarios chorras), pero con sello de creación nacional y agilidad web 2.0 (sistema de contenidos instantáneos). Ahora, Tuenti empieza a caer en el olvido en favor de Facebook: la misma chorrada pero con otros colorines.

Cuando participé en Microsoft Research Labs pronostiqué que esto es un producto inestable, y así se va confirmando con el paso del tiempo. Fotolog (máximo exponente del comienzo de las redes sociales) forma ya parte del museo de antigüedades. Tuenti, también.

El gráfico que podéis ver al comienzo de este mensaje corresponde al análisis de tráfico (o uso) de Tuenti. Podemos observar cómo a partir de Octubre del año pasado, Tuenti se hunde. Es decir, cada vez menos personas participan en él, desplomándose absolutamente. Es, hasta cierto punto, normal: el target comercial mayoritario (público al que va dirigido el producto) está formado por personas de entre 16 y 25 años: un público altamente infiel, con gustos cambiantes, fácilmente seducibles por modas. Y ahora, la moda, es Facebook.

En el backstage del mundo de la tecnología, se comenta que Movistar (antigua Telefónica) va a comprar Tuenti en las próximas semanas o meses. Se sabe hasta el precio: 80 millones de euros. Y, se sabe, que los fundadores de Tuenti (encabezado por Felix Ruiz) quieren venderla "pronto, a corto-medio plazo" (ver noticia). Prontito, porque Tuenti está en caída libre y sin frenos... Facebook dice que "ni como mera inocentada" quiere comprar Tuenti, porque se han dado cuenta que ha marcado un punto de no retorno y Tuenti seguirá los pasos que Fotolog. Movistar, mientras tanto, es feliz comprando Tuenti... Crearon Keteke y fue un rotundo fracaso, así que comprarán Tuenti para fomentar el uso de Internet móvil y cobrar por ello (algo absurdo con tantas redes Wifis y los desproporcionados precios de internet móvil).

Es meritorio desde el punto de vista empresarial cómo Tuenti, fundada por tres gatos y con tan pocos años de vida, será comprada por 80 millones de euros. Google pagó por YouTube unos 1500 millones de dólares a dos chinitos fundadores, cuando YouTube sólo tenía un año y medio de vida. Creas algo, lo moldeas durante unos años, y tienes ya toda tu vida garantizada de bienestar, para no pegar ni palo al agua.

Mientras todo esto ocurre, mi pronóstico es que las redes sociales acabarán en desuso, en favor de la privacidad y la comunicación interpersonal unilateral (es decir: messenger). Los diferentes análisis que circulan en la red también avalan este pronóstico.

Y es que, como ya dije hace unos días, las redes sociales se parecen a socializarse tanto como la masturbación al sexo. Igualito, igualito, vaya... 

Sed buenos :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario