viernes, 16 de julio de 2010

Drive your way

Drive your way (Conduce tu camino). Ese es el eslogan de Hyundai, sólo que yo no tengo un coche de esa marca.

Hace unos días fui a Cómpeta (Málaga), a visitar a un amigo (entre otras cosillas). Un pueblucho ubicado por encima del nivel del mar a partir de los 640 metros de altitud. ¡Qué carreteras tan sinouosas! Carreteras de montaña muy estrechas, de doble sentido, y en buena parte del recorrido... sin quitamiedos. Es graciosa esa palabra: quitamiedos. Pensad en ella: un trozo de hojalata (auténticos cuchillos para los motoristas) que sólo sirven para, eso, quitar el miedo... Depende del golpe, te caes igual.

Ya de madrugada, volví para Málaga. Qué placer conducir y viajar de noche. Yo solo, en mi mismidad, con musiquita chillout en mitad del silencio de una noche cerrada, y la tranquilidad que da tener un smartphone con GPS para volver seguro y sin pérdida de camino. Es un placerazo conducir así, descubrir nuevos parajes y sin prisa por llegar o volver.

Foto: mi coche, la carretera, la noche y yo.

Sed buenos! =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario