lunes, 19 de julio de 2010

Gibraltar

"Gibraltar, Gibraltar, punta amaaada de todo español..."
Estuve el sábado pasado en ese trocito de tierra o roca, unida artificialmente a la península ibérica por un extenso puente. Es como entrar en Londres, versión mediterránea.
La frontera está custodiada por la Guardia Civil, Policía Nacional y la policía gibraltareña, ataviada con el uniforme típico británico. Lo primero que hice fue repostar en la primera gasolinera, cuyo coste es sensiblemente más barato que en España. Sí, sí. En una breve conversación con la responsable de la gasolinera, que muy amablemente me dio algunas pistas sobre qué ver y dónde ir en Gibraltar, me comentó que encontrar aparcamiento no era nada fácil. Y me dio un consejo:
"Es mejor dejar el coche en España, porque aquí apenas hay aparcamiento. Hay parking, pero de pago".
Qué chocante es que te digan "en España", cuando España estaba a sólo y tan sólo 30 metros escasos de esa gasolinera! La propia Aduana compartía pared con la gasolinera.
Tras repostar barato (da morbillo, para como si estuvieras robando un poco o teniendo un trato de favor respecto al precio que se cobra escasos metros, desorbitado, "en España"), callejeamos un poco con el coche. Las rotondas, al revés que en España (por aquello de tener el volante a la izquierda, a pesar de que no vi ningún coche así).
Todos los comercios hablan bien en español, y admiten euros. Acabé comiendo en un Burger King (por aquello de "más vale malo conocido que bueno por conocer") pero el menú me costó 11 €. Hablando con la responsable de Burger King:
"Aquí, los vicios (tabaco, alcohol y cosméticos) son sensiblemente más baratos, pero la hostelería es muy cara. El truco está en cambiar €uros por Libras en España, porque la conversión de Libras > €uros es libre, y paradójicamente, legal".
Es decir, supongamos que existe un país que aún utiliza pesetas y nosotros tenemos un establecimiento que admite euros y pesetas. Lo lógico, normal y razonable es si un artículo vale 1 € y nos quieren pagar en pesetas, pidamos 166 pesetas. Pues allí, no es así. La conversión es libre, con lo cual no te respetan la equivalencia monetaria (equivalencia oficial: 1 £ = 1,20 €). 
Después de  BK, fui a visitar la parte superior de Gibraltar. Comprende la visita a las cuevas, a los túneles militares de la II Guerra Mundial, y ver los monitos.
Me llamó la atención los túneles. Toda Gibraltar se comunica a través de túneles, pero la inmensa mayoría del recorrido de túnel está vetado a la población civil y actualmente se encuentra en uso exclusivo militar. Hay militares observando qué ocurre en las aguas del Estrecho. Pregunté al guía el porqué de estar siempre en alerta, si el mundo occidental vive un aparente clima de paz, y respondió algo así como que hay demasiadas amenazas encubiertas por parte del mundo islámico.
Los monos, geniales. No te hacen nada si no les haces nada. Muy simpaticones.
Al guía turístico, le di caña. Deformación profesional periodística, le acribillé a preguntas. Le pregunté acerca del sentir popular de los gibraltareños:
"No sólo no somos españoles, sino que no queremos serlos. España obstaculiza las relaciones con Gibraltar, y quiere a base de golpes que nosotros cedamos y seamos españoles. Y a uno, cuanto más palos le pegan, más crece el orgullo".
También cabe reseñar que ellos tienen sus propias leyes y no dependen del Reino Unido. Tiene Parlamento propio. Sólo dependen de Reino Unido en caso de extrema urgencia, que los protege (por ejemplo: en caso de invasión o guerra, las tropas británicas defenderán Gibraltar).
La nota negativa: la homosexualidad en Gibraltar. Sólo está permitido mantener relaciones sexuales entre dos chicos si los dos son mayores de 18 años. Si es entre dos chicas, o una pareja heterosexual, está permitido a partir de los 16. Si te pillan, cárcel.
Gibraltar tiene su encanto. Es paradójico todo, cómo a tan poco metros de España hay un trocito de ambiente británico. Es una atracción turística importante, curiosa, diferente, cosmopolita.
Foto: un adorable monito, muy pequeñajo y juguetón (clic en la foto para ampliarla).
Sed buenos! =)

2 comentarios:

  1. Alguien que nosotros conocemos cantó una vez algo que decia... "Gibraltar, Gibraltar, Gibra-Gibra-Gibraltar..." recuerdas?? Karmele Marchante q bienn has estado en Gibraltar!!!! con las ganas que tengo nde ir allí!!! jajajaa 11 euros x un menu en Burguer King?!?!?! q barbaridad!!!! que cosa más rara... Ángel en un BK jajajaja bueno guapeton, seguiré siendo una fiel seguidora de tu blog, que por cierto te comento que me encanta.. Un besazooo

    ResponderEliminar
  2. Bonita visita y hermosa descripción...QUIERO IR! fui de peque, pero ya no recuerdo nada...

    Elisa

    ResponderEliminar