miércoles, 28 de julio de 2010

Toros sí. Toreros no.

¡Por fin! Adiós, adiosito a las corridas (de toros! Las unipersonales, bienvenidas siempre y que no desaparezcan).

Ayer fue un día grande, importante, esperado, histórico. Le hemos dado un buen mordisco al mapa taurino de España. Erradicar hasta desactivar lo que algunos llaman fiesta nacional, y los que muchos más denominamos vergüenza nacional.

Es, sin ningún tipo ni género de dudas, un despropósito que alguien disfrute ver sufrir a un animal, sin motivo ni razón. Algo falla en la tapa de los sesos de aquellas personas que se divierten de esta forma. Porque, ¿qué sentido tiene ver y hacer sufrir en lenta agonía un animal, encerrado en una plaza de toros, asustado y desorientado? Es de ser sádicos...

Anteayer estuve en un mítin político, del partido que está en las antípodas de la ideología que tengo... El Partido Popular. Un par de amigos medio pertenecientes al partido me invitaron. Fui en calidad de "periodista", infiltrado, cotilla o simplemente para ver a un famosillo de poca monta, como es Mariano Rajoy. Allí, anunció que su partido votaría en contra de la prohibición de las corridas de toros. Me colé en la zona de prensa, a escasos dos metros de Rajoy, así que supongo que vería mi cara de circunstancia... Él defendió la libertad de que "quien quiera ir a las corridas vaya, y quien no, que no vaya, pero que no se recorten las libertades prohibiendo". Bueno, por esa regla de tres, no prohibamos la esclavitud en nuestro país: quien quiera comprar y usar a un esclavo, que lo haga, y quien no quiera, que no lo haga. Lo primero afecta a los derechos de los animales, y lo segundo al ser humano. Tienen en común que son seres vivos, que sufren y padecen. 

Se ha politizado muchísimo este asunto. Ayer, tras la victoria en defensa del no sufrimiento de los toros, Esperanza Aguirre echó la culpa al Presidente del Gobierno, Rodriguez Zapatero. Pa' variar. Tiene gracia que esto lo diga el PP, que está en la oposición. No entiendo el derroche de cinismo: el PP vota ayer en contra de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, y hace 19 años en Canarias votaron A FAVOR de la misma prohibición que disfrutan en ese archipiélago. Es más, la iniciativa en Canarias partió de un diputado del PP. Luego dirán que España se rompe; normal, si crean guerras nacionalistas de donde no las hay...

Se ha querido vender bastante humo por parte de determinados sectores políticos y/o relacionados con la tauromaquia: que a quien no le gusten las corridas (de toros, se entiende) no vaya a verlas, que la prohibición siempre es mala, que esto es un pretexto para que Cataluña se independice de las costumbres del resto de España... Humo y más humo camuflado, a todas luces, en profundos intereses económicos directos o indirectos (o electorales, como el caso del PP: de un plumazo, a recoger votos de los taurinos). La cuestión es sólo una y bien sencilla: NO al sufrimiento, desgarro y humillación pública de un animal indefenso. ¿Cómo que no sufren? Con las increíbles espadas que le meten en el lomo, cómo vomitan sangre, etc. Ah, y por no hablar de cómo DROGAN al toro antes de salir a la plaza, para que el torero de turno lo tenga facilito, facilito... He oído voces acerca de que esto ha sido un intento del Gobierno de España para distraer a la población y que no pensemos en la crisis económica. Especular con que al Gobierno central le interesa este debate para desviar la atención es, con todo el respeto, de un desconocimiento político considerable. Se agradece hablar con conocimiento de causa. Si hablamos de política, hablemos de política y no de politiqueo. - Primero, abolir las corridas de toros nace de una iniciativa popular. Es decir, una serie de personas que firman VOLUNTARIAMENTE sobre una causa. Esto es, gentecilla anónima de la calle, sin más. - Segundo, la única y exclusiva razón que ha movilizado a la gente a firmar es la del evidentísimo maltrato animal. Nada más. Ni nacionalismos, ni política, ni historias tontas. Simple y llanamente la unión acerca de la protección, cariño y respeto de los animales. Tercero, estas firmas fueron recogidas en Cataluña, por catalanes, y presentadas al Parlamento de Cataluña, votadas por diputados catalanes. Desconozco dónde está la mano de Zapatero que ve Esperanza Aguirre. Mientras el Partido Popular ordenó desde Madrid votar en bloque la negativa a prohibir las corridas, el PSOE dio libertad a los diputados del PSC para votar lo que cada diputado creyera conveniente, y aun así, una mayoría de socialistas votaron lo mismo que el PP (algo en lo que discrepo absolutamente, a pesar de ser socialista). Estoy harto, cansado, aburrido de que la oposición sólo critique y lapide a una única persona, Zapatero, así porque sí, sin dar soluciones ni alternativas. Ah, y lo que no consiguen, lo recurren a altas instancias... Me parece tan infantil... Es como cuando dos personas discuten y dicen: "Se lo diré a tu padre", y que el padre dé justicia. 

Tres de detalles brevísimos más, para terminar:

 - Estoy tan en contra de las corridas de toros como de los embolados, esa estúpida fiesta donde al toro se le colocan dos bolas de fuego en cada asta. No es un árbol de Navidad, y no creo que le haga gracia que le caigan llamas en la cabeza del toro, aparte del desconcierto y alarma que le produce verse así.

 - Estoy tan en contra de las corridas de toros como de las matanzas de cerdos. Es crudelísimo cómo atan al cerdo, le hacen un tajo y el animal chilla hasta morir desangrado. Comamos embutidos, chorizo, y jamones, pero aunque encarezcan el precio final de los productos, que le pongan anestesia, o se evite a toda costa el sufrimiento.

 - Estoy tan en contra de las corridas de toros, embolados, matanzas de cerdos o cualquier otro ejemplo de maltrato y sufrimiento animal, tanto en Cataluña, Andalucía, México, Pekín, y más allá. En cualquier rincón del mundo.

A los toreros, que hagan un cursillo de reciclaje del Ayuntamiento y se pongan a trabajar de verdad. A los aficionados del espectáculo que ya no podrán disfrutar en Cataluña a partir del 2012, que busquen un entretenimiento sano (no es posible decir "más sano", no procede ni es comparativo).

Sed buenos =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario