sábado, 18 de septiembre de 2010

Noticias raras

Este país es, cada día más, de pandereta. De castañuelas, de fútbol, y de muñecos de toros y sevillanas encima de la tele, al lado de la miniatura de la Torre Eiffel como souvenir de alguien que conoció Europa. De flamenquito, de la picaresca y del folclore. De lo absurdo también.

Noticias:

UGT y CCOO piden a los abuelos que no cuiden a sus nietos el día de Huelga General (29-S).

Vamos, una huelga de afecto, un día sin mimos, un paréntesis de generosidad en la entrega de los mayores a sus nietos. Mientras tanto, UGT y CCOO son unos untados del Gobierno de turno (sea quien esté en el poder), que se gastan el dinero en chapitas, pegatinas, pancartas, banderas, silbatos y lonas con el logo del sindicato oportuno. Merchandising para liarla cada vez que pueden, porque sí.

El PP pide analizar si hay muchos gays en un programa infantil

Tres consejeros (dos del PP y uno del PA) votaron ayer a favor de que el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) analice una queja anónima que dice: "Veo mucha homosexualidad en La banda [un programa infantil que emite Canal Sur]".

El PP parece que miró hacia Polonia al pensar esto (en Polonia, donde gobiernan ellos también bajo otra denominación, suspendieron la emisión de los Teletubbies porque creían que incitaban a la homosexualidad, reanudando luego su emisión tras un estudio psicológico que rechazaba tal estupidez). ¿Es este el partido que un buen número de personas quiere que gobierne? ¿De verdad? Conozco a gente que dice: "Hay que ver la que está liando Zapatero [por la crisis]" y, por consiguiente, votarán al PP. Es lamentable votar a un partido para desplazar al otro, sin ningún tipo de ilusión real por lo que este proponga.

Sed buenos!

1 comentario:

  1. Ante un país de pandereta, he aquí servidor cuya opinión acerca de la política resultaría indiferente a cualquiera, por ello siempre digo "gane quien gane las elecciones, me va a tocar trabajar como un cabrón para poder tirar adelante" y "tenga España república o monarquía, la forma de ganarme la vida está ya previamente escrita".

    Por ello, prefiero dedicar mi escaso tiempo libre a actividades placenteras (deporte, internet, amistades, radio, dormir) que comerme la cabeza por corrupciones políticas y otras barbaridades que no me dan de comer. Como dice mi más apreciado compañero de trabajo: a los actos políticos sólo asisten aquellos quienes no tienen otra cosa mejor que hacer. Cuánta razón tiene, podría explicar los motivos pero lo haré en otro episodio.

    Mi abuelo decía: ladrones todos.

    Yo digo: no es feliz uno por lo mucho que puede tener, sino por cómo es capaz de disfrutar lo poco que tiene.

    Desvarío. Feliz domingo!

    ResponderEliminar