viernes, 29 de octubre de 2010

Ay, si Franco levantase la cabeza...

...se pegaría contra el mármol para volverse a caer.

Acabo de mantener una conversación por Internet con un chico. Concretamente en el chat de iRC, canal Málaga. Como el famoso chat gay por excelencia ha cambiado de formato, una mayoría de pececitos gays andan perdidos por el canal Málaga en vez de Gay_Málaga, así que trataba de adivinar quién era trucha y quién salmón.

Su nick, moreno_19 (nick ficticio). Pregunto si camina por mi acera (que ya, más que acera es alameda), o por la otra. Camina por la otra, la de los heteros. ¡Fantástico! Los heteros también tienen derecho a vivir, claro que sí. Él sólo quería charlar, sin más. Charlas sanas. La conversación continúa bordeando el tema gay, por su parte:

"Yo soy muy tolerante, tengo muchos amigos gays, incluso me besé un día con un chico para saber qué se sentía. Cada uno que haga con su vida lo que quiera, yo lo respeto y me llevo genial con todos".

Todo genial, todo magnífico. Pero la conversación pega un golpe de timón:

"Pero aunque yo sea muy tolerante con los gays y me lleve genial, pertenezco a un sistema político que es contrario a ellos: al fascio". 

Esto da más miedo que el más terrible de los disfraces de Halloween. Por último, argumentó que pertenece a un partido de ideología fascista porque es tremendamente patriótico y que por España, muere. "Yo por España MA-TO". Como Belén con su Andreíta.

Francamente... No, repito: Sinceramente, el patriotismo va por un lado y la ideología política va por otra. Puedes por un lado comulgar con una serie de ideas (sobre economía, medio ambiente, política exterior, derechos sociales) y por otro lado sentir España como lo másss. Esto es como la religión: el más creyente de todos puede ser de derechas o de izquierdas. Jamás deben mezclarse los sentimientos con los proyectos políticos. No casan.

Así que, sí, el fascismo. Fascismo es lo de Hitler, Franco y esta gente. Dictadura, represión, miedo, homosexuales encarcelados "porque sí", xenofobia (odio a los inmigrantes), etc. Eso es lo que un chaval de 19 años, a estas alturas de la película (Octubre de 2010), desea para su país. 

Definitivamente, si Franco viviese y gobernase para los niñatos que se creen guays por ser "los más guerreros" y nadar a contracorriente... ¡Otro gallo cantaría! Pero, como eso no es posible, no puedo dejar de preocuparme cómo objetivamente la ultraderecha va creciendo y ganando adeptos. Y que vuelva a haber otro tirano, que se rompa la democracia y vuelva la imposición, no beneficia a nadie.

Y me niego a incluir ninguna imagen alusiva al tema en este post, porque sobra.

Sed buenos!

2 comentarios:

  1. O_______________O cuando dicen que España no avanza... es por algo...

    ResponderEliminar
  2. Es más preocupante pensar que existan chavales que como perfectamente has explicado confundan sentimientos con decisiones políticas - y se hallen tan perdidos-, que temer que vuelva una nueva dictadura en España.

    ResponderEliminar