domingo, 3 de octubre de 2010

Challenge everything

Cambios de planes. Destino. Volver a ver.

Pizza. "Gran Hermano" de dos cámaras. Sonrisas cómplices. Risas. Hablar bajito. Contar travesuras. SuperGlue. 

Teatro. Rancheras. Conversaciones cercanas. Cercana distancia. Espectáculo de sincronización de luces. Muchos megavatios de potencia. Ilusiones coloreadas.

Buñuelitos de fresa. 

Jugar a ser inocente con pezqueñines. Coches choques. Minutos de ausencia. Conversaciones inaudibles.

Perros. Vida nocturna con una temperatura perfecta, entre otras cosas perfectas.

Conocer. Más. CocaCola. Fotografías. Hablar de vida personal, del pasado, del presente... Abrazos... a cojines. Luz tenue. Proyectos. Viajes. Planes. Vida. 

7.25 h. Ayer, no querer irme. Hoy, querer volver.

Sí, cualquiera descifra esto. Sólo dos personas pueden hacerlo. En realidad, este texto no va dirigido a nadie, es sólo un recuerdo plasmado aquí, para mí. Regulo perfectamente lo que quiero decir, pero sobre todo, lo que puedo decir. 

En fin, tengo la sensación de ser un pintor pintando un cuadro con sólo un color. Pintando trazos, sólo. Algunos esbozos. Y no por falta de presupuesto, porque ganas de pintar, decorar y dar color a una parte de mi vida no me faltan. 

Sed buenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario