jueves, 14 de octubre de 2010

Sueños

Te das cuenta cuándo una persona ya es realmente importante para ti: cuando el subconsciente le da la bienvenida en tus sueños. Cuando, lo que imaginas despierto y en voz baja, ocurre mientras duermes, cierras los ojos, y sueñas.

Y ahí estábamos tú y yo, abrazados en el sofá, en silencio, mirándonos a los ojos. Después de todo, reinaba la paz, la tranquilidad y el amor. 

Los sueños quieren abandonar el cielo de la imaginación. Los sueños gritan traspasar la frontera con la realidad.

Te esperaré. Y, sobre todo, te respetaré.

[ PD: Este mensaje va dirigido a alguien, sin saber que ese alguien es el destinatario. Sí, toda una incógnita. ]

4 comentarios:

  1. Me encanta¡¡¡ es agradable ver como lo que nos pasa muy a menudo les pasa tambien a otras personas, es como que de repente, te sientes arropado, consolado de algun modo, aunque sea por saber que esas sensaciones que nos golpean sin poder hacer nada, son compartidas con otra gente, aunque el sueño sea diferente, aunque el sentimiento sea distinto...no por eso menos importante, es bueno saber que esos pensamientos y sentimientos que nos abordan sin poderles poner freno, son tambien vividos por otros...y, aunque a veces sufrimos con ellos, ya que al despertarnos nos vemos de nuevo perdidos en nuestra realidad, tampoco podriamos vivir sin ellos ya que nos dan ese momento que tanto deseamos, y nos dan la oportunidad de vivirlos intensamente aunque solo sea en el instante en que los soñamos....

    ResponderEliminar
  2. Me encanta¡¡¡ es agradable ver como lo que nos pasa muy a menudo les pasa tambien a otras personas, es como que de repente, te sientes arropado, consolado de algun modo, aunque sea por saber que esas sensaciones que nos golpean sin poder hacer nada, son compartidas con otra gente, aunque el sueño sea diferente, aunque el sentimiento sea distinto...no por eso menos importante, es bueno saber que esos pensamientos y sentimientos que nos abordan sin poderles poner freno, son tambien vividos por otros...y, aunque a veces sufrimos con ellos, ya que al despertarnos nos vemos de nuevo perdidos en nuestra realidad, tampoco podriamos vivir sin ellos ya que nos dan ese momento que tanto deseamos, y nos dan la oportunidad de vivirlos intensamente aunque solo sea en el instante en que los soñamos....

    ResponderEliminar
  3. Y poder compartir los sueños por la noche, abrazados en la cama, no tiene precio.

    ResponderEliminar
  4. Uhm, Elisa, olvida tu faceta para analizar textos, olvidala, no digas que te parece que el destinatario es o demasiado joven o tiene pareja... no lo digas¡ ¡mierda¡

    ResponderEliminar