viernes, 26 de noviembre de 2010

Suenan tambores de guerra

Hoy, quiero hacer un paréntesis en mitad de la serie de post monotemáticos hablando sobre asuntos derivados del amor. ¿Será que desde hoy comienza el descenso hacia el desamor, desenganche, o lo que sea que fuere?

Os vengo a hablar de Corea. Si piensas hacer un viaje de ocio, o gestar una (exótica) luna de miel por esa zona del mapa, es mejor que te vayas a otro lugar. ¿Por qué? Es muy, muy probable que en los próximos días o en pocas semanas Corea del Norte y Corea del Sur entren en guerra. ¿Y por qué?

Desde el punto de vista de futuro periodista, me molesta que los medios de comunicación no ofrezcan una información clara, concisa y amena sobre asuntos políticos difíciles y complejos. La gente necesita respuestas a preguntas sencillas. Si le metes a alguien un chute histórico y aburrido sobre la Segunda Guerra Mundial, sobre cómo Corea se dividió en dos en aquel entonces, y batallitas que ahora no tienen relevancia... La gente se duerme. Y esto es lo que pretendo, explicar uno de los asuntos que ya copan la actualidad de forma fácil, amena y entendible.

Empecemos por colocar una chincheta en el mapa. Corea del Norte y Corea del Sur (dos países distintos) se encuentran en Asia, entre las dos potencias China y Japón

Corea del Norte y Corea del Sur son dos países completamente diferentes.

  • Corea del Norte está gobernada por un dictador. Sólo existe un único partido político: el que gobierna. Es un país hermético: la dictadura defiende que no exista cultura en su país, que la sociedad no avance... Hasta tal punto, que si logras viajar a Corea del Norte, no puedes acceder con un teléfono móvil. Nadie sabe nada. Ni la todopoderosa Google, donde el mapa de Google Maps aparece vacío (ver). Económicamente es muy pobre, pero mientras mucha gente se muere de hambre, tiene el cuarto mayor ejército del mundo: 1 millón de soldados y 4,7 millones más de reservas. Pero , ¿por qué surgen los problemas más recientes? 
  1. Corea del Norte, gobernada por un chiflado, cree que el mundo está en su contra y que será atacada en cualquier momento. Por esa razón, está desarrollando armas nucleares. Es decir, quiere lograr hacer y tener bombas nucleares. Y el mundo, como es lógico, no debe permitirlo. 
  2. Corea del Norte atacó a su vecina y enemiga Corea del Sur hace unos días. Bombardeó una isla porque, dice, escuchó disparos. Corea del Sur ha movido soldados a sus fronteras. 
  • Corea del Sur es más "europea". Hay democracia, económicamente es fuerte, y de ahí proceden nuestras teles y móviles Samsung. No se mete en líos si no la provocan. Tiene 3,7 millones de soldados (entre soldados activos y reservas). Como respuesta al ataque de la isla por parte de Corea del Norte, Corea del Sur y Estados Unidos harán una importante maniobra militar el domingo (una muestra de fuerza). Corea del Norte dice que, como hagan "estupideces" como esa, volverá a atacar "por segunda y tercera vez".

Como veis, son la cara y la cruz de una moneda. ¿Por qué son enemigas? Aparte de por el choque político, por una clara razón: las dos Coreas reclaman sus territorios mutuamente. Corea del Norte quiere tener también Corea del Sur, y viceversa. 

Corea del Norte se lleva muy bien con China, y correctamente con Venezuela y con Irán. Es decir, se lleva bien con los países gobernados por dictadores.

Corea del Sur se lleva muy bien con el resto del mundo (en especial con EE.UU.), y no se lleva bien con los amiguitos que aplauden a Corea del Norte (los tres citados anteriormente).

¿Por qué interesa que estalle una guerra? Esto es lo que los medios de comunicación no cuentan. Tengamos en cuenta dos cosas:

  1. Estados Unidos, al igual que Europa, está en crisis económica.
  2. La primera y principal industria de Estados Unidos es la armamentística. Es exportador de armas a otros países.

Es genial para la recuperación económica de Estados Unidos que los países compren productos de su país. ¿Y qué se gasta en una guerra? Armas. Y cuando hay miedo en el mundo, ¿cómo nos protegemos? Con armas. ¿A quién se las compramos? A Estados Unidos. ¿Quién es el beneficiado en toda esta situación? Pues eso. Esto es así... Todas las empresas crean necesidades. Y es necesario hacer caja, vender aquello en lo que están especializados. Si el mundo viviera un momento peace & flowers, se destruirían demasiados millones de puestos de trabajos derivados del mundo armamentístico. Y, según el subjetivo punto de vista económico, parece que no conviene. En fin, sí, el dinero... La paz, como es gratis, parece que no conviene.

Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario