viernes, 18 de febrero de 2011

Del sueño a la realidad

¿Habéis visto esas escenas de película, en las que al protagonista le ocurren una serie de felices y afortunadas casualidades, cuya probabilidad de que ocurra es de 1 entre 1 millón? Es de estas veces que dices: "Es imposible que pase, pero me encantaría vivir un día así".

Hace justo dos horas, soñaba con un chico del que hacía meses no sabía mucho. Hay personas especiales, muy pocas, por las que aunque el tiempo transcurra, ese sentimiento también especial permanece intacto (me consta, por ambas partes).

Me desperté con una sensación agradable. Pensando en él, en cómo estaría... Y, minutos después, suena el teléfono: era él.

Me quedé a cuadros. Las vueltas que da la vida. Siempre pienso que el destino baraja las cartas y nosotros las jugamos. Hay días, como hoy, que te toca un full de ases. O que he hablado muy alto en mis sueños y me has oído.

Sed buenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario