sábado, 26 de febrero de 2011

Libia, petróleo y velocidad

¡Cómo está de caro el gasoil! Todo por la madre que parió a los libios, egipcios y su abuela, que la están liando parda en esos países de Dios. Han cogido carrerilla y el pueblo está empezando a derrocar a sus tiranillos y poner de moda la democracia (que, ya en serio, está muy bien). Así que, país a país, los dictadores van cayendo uno detrás de otro con efecto dominó.

¿Y qué tendrá que ver el precio del gasoil con lo que pase en países que muchos ni saben ubicar en el mapa? Fácil: dependemos de ellos al completo en cuestión energética; es decir, todo el petróleo que consumimos España y casi todo Occidente (Europa y gran parte de América) viene de países como Libia, Argelia o Irán. El gas, también. Sin ellos, no nos duchamos calentitos (a excepción de los que tienen termos eléctricos, que si te duchas en 5 minutos es fantástico, pero olvídate de llenar una bañera).

El caso es que, cuando se lía parda en estos países, el precio del barril de petróleo (del que se extrae gasolina, gasoil, etc.) se eleva por la ley de la oferta y la demanda (mucha demanda, pero temor a poca existencia). Así las cosas, si bloquean los pozos petrolíferos (o los hacen arder) en las revueltas, tenemos un problemón, ya que el 30% del petróleo que consume España procede de Libia. Tal y como están constituidas las comunicaciones, que pueda escaseas el suministro en cualquier país es el colapso absoluto, porque por ejemplo, a ver cómo traen los alimentos a nuestros Mercadona y Carrefour... En carretilla, lo dudo. O cómo los tractores y maquinarias agrícolas funcionan. O las propias infraestructuras. Y mil cosas imprescindibles.

Y en esa estamos. Ya va el gasoil por 1,30 €/litro. Hace muy pocos meses, estaba alrededor de 1 €. La gente que no reposta, no tiene coche y por tanto no es del todo consciente, dice: "¡Por 30 céntimos!" pero es 30 céntimos más cada litro. Y con cada litro, sólo haces un determinado número de kilómetros (la equivalencia aproximada es 1 € = 75 km continuos en autovía; en ciudad, el consumo es mayor). Así que, multiplicad.

Ante el temor REAL de escasez de petróleo, el Gobierno ha tenido una idea absurda: a partir del día 7, no se podrá circular a 120 km/h. en autovías y autopistas, sino a 110 km/h. Se dice que ahorraremos, sí. ¡Pero si es en autovía donde los coches consumen menos combustible! Hasta van a cambiar los discos de señalización de 120 a 110... con pegatinas encima! Cutrez total. País de pandereta. Y soy socialista, pero eso no quiere decir que comulgue con todas las ideas del PSOE. Soy objetivo.

La solución a mi juicio es bastante clara.

  • En primer lugar, la irrevocable apuesta e inversión constante en energías renovables. Depender de un país para que puedas funcionar es poco más que estar atado de pies y manos. Cuanto más independiente es un país o una persona, más fuerte es en todos los sentidos (en soberanía, economía, etc.).
  • Y en segundo lugar, optar por un sistema de impuestos variable en función de las circunstancias, como el caso actual con la crisis que vive ahora el petróleo. El gasoil tiene un impuesto del 43,3% y la gasolina, del 50%. Bajarlos un poco para no tener el agua al cuello, y lo que es peor: evitar el encarecimiento de TODO aquello que dependa del petróleo (transportes, mercancías, etc.).
  • Y tercero, fomentar la ayuda y subvenciones a los coches híbridos y posteriores coches eléctricos. Los coches híbridos, entre 0 y 50 km/h. no consumen nada de gasoil (nada es nada, 0). Y para la ciudad, que además es donde gastan más combustibles los coches actuales de gasoil/gasolina, es genial.

Después de la clase geopolítica aplicada a la economía, espero que hayáis aprendido algo nuevo.

Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario