jueves, 17 de marzo de 2011

Hombres, mujeres y viceversa

No, no voy a hablar del programa de Telecinco. Hablo sobre la eterna guerra de sexos que ha existido y sigue existiendo. El problema pasa de ser grave a muy grave cuando, quien practica la desigualdad, es una ONG que en sus estatutos está grabado a fuego valores como la igualdad, la tolerancia y la libertad. Y las alarmas estallan cuando ésto tampoco se cumple. ¿El motivo?

La Asociación LGTB 'Ojalá' organiza un concurso fotográfico que prohíbe la participación de hombres

Por su interés general, reproduzco un e-mail de queja a los responsables de la Asociación, aunque sé a ciencia cierta que caerá en saco roto. Lo gracioso es que el mail lo envío a quienes en su tiempo fueron mis compañeros. El mail, de forma íntegra:

Estimados miembros de la Asociación Ojalá,

Mi nombre es Ángel. En Ojalá, aquellos miembros más longevos (Carmen, Mario, Javi, Ángel, etc.), me recordarán bajo el 'apellido' de Ángel 'Teenlover'. Un saludo afectuoso a ellos. Para aquellos que reciban este e-mail y no me hayan conocido, simplemente reseñar que fui miembro de Ojalá durante muchos años, contribuyendo y participando a lo largo de este tiempo en distintos proyectos de renombre, como la creación (diseño, mantenimiento y soporte) de la web de Ojalá, Girasol y el malogrado Orgullo Torremolinos, entre otros. Es decir, no soy alguien ajeno a vuestro entorno, ni un anónimo que carezca de nombre, apellidos y propiedad para expresar lo que a continuación quiero hacer llegar. Es más, en la actualidad estoy comprometido en la misma causa social bajo el paraguas de "Entiende", con el mismo cariño, ilusión y dedicación que tuve para Ojalá en su entonces. Me pongo en contacto con vosotros con motivo del concurso de fotografía y, concretamente, las bases anexas al mismo. Quiero mostrar mi más enérgico, completo y absoluto rechazo a la condición "sine qua non" que indica la obligatoriedad de ser mujer para participar. O lo que es lo mismo: la exclusión, prohibición, rechazo de hombres en este concurso. El certamen fotográfico tiene como objetivo -y cito literalmente de las bases que se falicitan- "la visibilización de las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales. Que se hagan presentes y rompan así con los prejuicios y el desconocimiento que la sociedad tiene contra las mujeres LBT. Queremos reivindicar los derechos y las libertades de estas mujeres". Siendo un concurso fotográfico (y habiendo participado en bastentes, no con poco éxito) el único requisito técnico a valorar por un Jurado debería ser la fotografía en sí por lo que representa, y no si quien ha disparado la foto tiene hucha o monedita. Me molesta y me ofende esta total discriminación hacia los hombres porque se trata de, eso: una exclusión en toda regla. Es bastante fácil entender que los concursos deben ser abiertos por la propia definición de 'concurso' (y más, para reflejar un motivo social), y muy difícil de entender que se redacten las bases contractuales de las que hago mención. Me molesta y me ofende esta total discriminiación porque yo, como hombre, y conocimientos de fotografía, me encantaría retratar lo que, en efecto, se pretende con este concurso: la visibilización de la mujer. Resta decir que soy homosexual y estoy, por supuesto, sensibilizado con la causa, dadas las situaciones desfavorables que todavía compartimos en el colectivo LGTB; colectivo, por cierto, al que pertenecemos tanto tú como yo. Me molesta y me ofende que caigáis en la autoexclusión. Imaginad por un momento, un concurso donde se especifique la exclusión participativa de aquellas personas con origen americana, sin más razón o base argumental que esa. Despierta y enciende automáticamente el rechazo, enfado e ira de los excluídos hacia la organización, y creedme, ninguno de esos tres adjetivos son positivos. ¿Es ésta la situación que deseáis? Así se incendian las guerras, y ésto tampoco es bueno. Me molesta y me ofende esta total discriminación porque, ¿qué ocurriría si otra Asociación de caracter social, como es ésta, organizara un concurso indicando la clara exclusión a TODAS las mujeres? En el minuto uno exclamarían todas las mujeres que es "machismo", y yo me uniría a ese grito. ¿No os dáis cuenta de que estáis haciendo exactamente lo mismo? Tanto el machismo como el feminismo, por propia definición y en cualquiera de sus variantes expresivas, llegan a situaciones pasadas de rosca. Y ésta es una de ellas. No leáis este mensaje como "Un e-mail enviado de un hombre a una mujer", y saquéis las uñas. No se trata de un ataque, sino de una crítica constructiva. Por último, la censura que desde una plataforma social como ésta se practica hacia los hombres es, además de inútil, fácilmente evitable: con ser yo quien haga la foto, y presentarla en nombre de cualquier amiga que se haga pasar por lesbiana, suficiente. Ya lo dice el dicho: "Hecha la ley, hecha la trampa". Así que detrás de Pepa, Antonia o Fernanda, puede haber un Pepe, Antonio o Fernando. El segundo mejor premio debería ser para aquel que inmortalice en una fotografía la impresión de la sala, cuando Pepa recoja el premio y pronuncie algo así como "Soy Pepa, pero la foto y el mérito es de Pepe, y el premio tiene nombre de hombre". En fin, que no se le pueden poner puertas al campo. Señores (siendo "señores" un sustantivo plural y, en base a las actuales normas gramaticales de la RAE, incluye en el denominado sustantivo el género femenino si es leído por hombres y mujeres, no siendo necesario desdoblar la misma palabra en femenino). Deberíamos empezar a fijarnos en la sociedad como COMUNIDAD, y no valorar a nadie por si es hombre, mujer; heterosexual o LGTB; si es gordo, flaco, alto, bajo, rubio, moreno o pelirrojo; si vive en Cerrado Calderón, o en La Palmilla; ni siquiera por la cantidad de ceros que tenga en la cuenta corriente. El denominador común de todos, es que somos PERSONAS. Bastante tenemos con la 'lucha' social que tenemos que lidiar para que se nos vea (a los LGTB) como PERSONAS, como para que nosotros mismos estemos poniéndonos palos en las ruedas en la siempre absurda, anormal e injustificada guerra de sexos, con todas las exclusiones, prejucio, perjuicios y otros problemas que siempre conllevan. Abramos la cabecita, seguramente construyamos algo mejor. Con cariño, Ángel.
- - - - - - - - Fin del mail - - - - - - - -
El machismo y el feminismo, como causas abanderadas, son extremismos que siempre causan discriminación. Las dos actitudes son igual de problemáticas, igual de graves.
Si estás de acuerdo con los puntos anteriormente expresados en el mail, tú también puedes mandar un e-mail de queja ante este asunto. Da igual que seas de Málaga o no. La dirección: ojala@felgtb.org
Guerra a los machistas, pero TAMBIÉN guerra a las feministas. Con la misma intensidad y mismo motivo.

4 comentarios:

  1. Está bien, pero de lo que estas hablando no es feminismo si no Hembrismo.

    ResponderEliminar
  2. Querido anónimo,

    Hoy no te acostarás sin saber dos cosas más:

    En primer lugar, "Hembrismo" es una palabra que, directamente, ni existe. Es decir, no me corrijas cuando ni siquiera sabes de lo que hablas. Te animo a que compruebes que los dos términos correctos que yo he empleado ("feminismo" y "machismo") sí están en el diccionario.

    En segundo lugar, la conjunción adversativa "sino" (que indica alguna contraposición entre dos oraciones o dos términos sintácticos), se escribe junto, y NO separado como lo has dicho.

    En tan sólo una frase contabilizo un error gramatical y una invención semántica. No estás en condiciones de sentar cátedra en cuanto al correcto uso de la lengua y el lenguaje. Pídele a los Reyes un diccionario, y hazte amigo de él.

    ResponderEliminar
  3. No soy el mismo anónimo que el de arriba, pero coincido con él en lo que dice. Quizá hembrismo no figure en el diccionario, pero feminismo sí, y significa la igualdad de ambos sexos.
    Y quizá me meto donde no me llaman, pero siendo tan prepotente en tus respuestas solo conseguirás perder lectores que siguen tu blog, yo el primero, y es una lástima porque muchas cosas que publicas me parecen bastante interesantes.

    ResponderEliminar
  4. Si fuese prepotente, seguro que censuraría comentarios desfavorables hacia mí, como el tuyo que ha salido a la luz, ¿no crees? :)

    Sólo me gustaría puntualizar dos matices, ya mencionados con anterioridad, acerca de mi blog:

    - No pretendo conseguir fans, adeptos, o personas que hagan de mis palabras su dogma, o su nueva religión. Simplemente, escribo para mí. Y si a alguien le interesa, o le sirve de ayuda algo de lo aquí expuesto, fantástico por él.

    - Hablemos de visitas. En menos de 11 meses, 15.000 visitas. Y eso que sólo lo 'publicito' en messenger, junto a mi nick... Las cifras hablan por sí solas, y ahí tienes la respuesta a tu preocupación por el éxito o fracaso de mi blog.

    - Y por último, a mí lo que me molesta no es la opinión, sino el anonimato. Y lo cierto es que prefiero pecar de prepotencia, a ser un cobarde que se escuda en el anonimato. Como tú, más o menos :)

    Saludines!

    ResponderEliminar