miércoles, 27 de abril de 2011

Contestando a comentarios

Para el gilipollas (de origen anónimo) del comentario en el post "¡Mira al pajarito!".

"Carolina, ya ves que Angel debe estar muy liao por las alturas (con ese nombre, ya te digo ...) y no entra A SU PROPIO BLOG. Aunque creo que te va a contestar o a darte, al menos la bienvenida a su página. [...] P.D. ¡Angel, coño! contestale a Carolina que me parece una chavalina simpaticona y además le gusta disparar ... su cámara, como a nosotros y a miles y miles más. Carolina: ya verás cómo le piqué al Angel y te pone algo. Tranquila y espera."

El comentario que Carolina dejó en ese post, tiene fecha de 7 de Abril, y EN EL MISMO DÍA redacté un extenso y nutrido post de respuesta (ver aquí), atendiendo sus dudas, resolviéndolas y compartiendo pareceres con ella. Post que, por cierto, fue agradecido por ella misma de forma muy gentil.

Respecto a...

"Angel debe estar muy liao por las alturas (con ese nombre, ya te digo ...) y no entra A SU PROPIO BLOG"

Como ya comenté hace cinco días y aquí mismo, un familiar directo y muy querido para mí está ingresado en el hospital, tras sufrir un infarto cerebral. Desconozco si para ti esa es una razón de peso por la que, en estos últimos 4 días, no he podido entrar "A MI PROPIO BLOG".

Joder, dejo de escribir 4 días (último post: sábado día 23), y mis fans me acribillan. De aquí a firmar autógrafos o posar para un photocall queda poquito.

Ah, y perdón por llamarte gilipollas: no encontré aún un calificativo que te definiera mejor.

Sed buenos! =)

1 comentario:

  1. Por alusiones.
    Como bien apunta Angel, mi entrada del 7 de abril obtuvo una respuesta INMEDIATA, en forma de entrada, que no me esperaba y que aún a día de hoy le agradezco.

    Me extraña que la persona anónima, se queje veinte días más tarde... de traca vamos...

    Me atrevo a pensar que es alguien resentido, o bien por alguna pregunta que no obtuvo respuesta (con cronómetro en mano), o vaya usted a saber por qué razón. Pero desde luego, quejarse veinte días más tarde de algo que ni siquiera le iba ni le venía es cuanto menos raro (pero una señal de que siguen tu blog...).

    Angel, tú tranquilo, ni cuatro días ni dos semanas, ni un mes, un blog es algo personal y directamente proporcional al tiempo libre que se posee, así que tú sigue adelante en la medida que puedas, pero siempre ¡con misma ilusión con la que lo creaste!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar