jueves, 7 de abril de 2011

Respondiendo a Carolina

Hola Carolina!

Antes que nada, muchas gracias por haber llegado a mi blog, dedicar unos minutos de tu tiempo a leerlo, y comentar algunos de mis escritos. Por supuesto, te responderé con mucho gusto.

- Respuesta a tu comentario en el post "Fotografiar la amistad"

¡Sí! El programa "Afectos matinales" es magnífico. Hace buena compañía a personas que, por un motivo u otro, no duermen en esa franja horaria (tanta gente trabajando, personas en hospitales, conductores...). Me alegro de que ellos te hayan ayudado a salir de esa depresión que me comentas. En un momento crítico como el que vivimos, donde los informativos abren siempre con malas noticias y dejan en la escaleta las noticias positivas para el final, es importante reconocer que siguen existiendo personas, momentos y lugares que nos hacen feliz. Piensa en positivo, hay razones para ello.

Respecto al Tour que se ha sacado de la manga Tuñón, por el arco mediterráneo, me encantaría ir, pero no ha dado fechas y para los estudiantes (que somos muchos) nos vendría mal cualquier fecha que no fuese verano. Estaré atento, a ver cómo se organiza. Ah! Y llamaré a mi Vicky (la protagonista del post) para embarcarnos en ese viaje.

- Respuesta a tu comentario en el post "¡Mira al pajarito!"

La fotografía digital (la era de las cámaras digitales, etc.) concede al usuario la libertad y el margen de error que antes nadie se podía permitir, porque tenías que revelar todo el carrete (incluyendo las que no te interesaban) y, además, pagar por esas fotos erróneas (por no hablar de la limitación de carretes, la no previsualización de tus fotos, etc.). Pero sí estoy muy de acuerdo contigo: las fotos reveladas en un estudio fotográfico son mágicas, y esa magia no traspasa ni por una pantalla ni álbum digital. Como las fotos en papel, no hay nada. Combinamos la libertad que nos proporcionan las cámaras digitales, con la posibilidad de encargar un revelado profesional de nuestras propias fotografías.

"¿Qué tiene una Nikon que no tenga una Canon?", me preguntas. Es la pregunta del millón: "¿Nikon o Canon?". Las dos se disputan el liderazgo en el mercado de la fotografía. Nikon nació en 1917, y Canon en 1933. Ambas son japonesas. Ahora mismo, Canon se está saliendo del tiesto, dejando de ser un especialista puro en fotografía para participar en el negocio de los televisores (aliado con Toshiba), mientras que Nikon posee en la actualidad la cámara más rápida del mundo (la Nikon D3, a 11 fps).

Hay una auténtica guerra abierta entre Canonistas y Nikonistas (usuarios de una y otra marca). A mí no me da comer ninguna de las dos, ni soy accionista de Nikon Corporation en la bolsa nipona. Tampoco han pasado por mis manos todas las cámaras que ambas comercializan, pero sin embargo la Nikon D60 (de la cual soy propietario) y su competidora en el mismo rango de prestaciones y precio, que es la Canon EOS 450D. Y esta es mi conclusión:

  • Tanto Nikon como Canon, cargan en sus packs el mismo objetivo: un 18-55 mm con 3.5-5.6 de luminosidad (por supuesto, cada objetivo propietario de su propia marca: Nikkor de Nikon y Canon). Sin embargo, tengo la sensación de que las imágenes salen más oscuras y con más ruido (granulado) que la Nikon (probadas en condiciones extremas). Son dos aspectos imperdonables.
  • El acabado exterior de las cámaras Canon pertenecientes a la gama media no me gusta: es de un plástico bastante pobre.
  • A favor de Canon, el objetivo que cargaban en su EOS 450D, es sensiblemente más veloz que el que cargaba Nikon en su D60 (unas décimas de segundos más). Ambos son motorizados. Afortunadamente, es un mal menor: la rapidez de enfoque de los objetivos varía en función del que le acoples, y tanto Nikon como Canon disponen de un amplísimo catálogo de objetivos y accesorios varios.
  • Canon es sustancialmente más cara que Nikon, sin ninguna razón. Desde hace algunos años, Canon ha elevado su ego y también lo han hecho en misma proporción sus precios. Puedes comparar libremente características y precios de una y otra marca: Canon, con las mismas prestaciones que Nikon, tiene unos precios más elevados. Psicológicamente, tendemos a pensar que "precio elevado = mejor", y no siempre es así. Sin embargo, los clientes nos sentimos muy satisfechos cuando pagamos algo a un precio elevado, porque lo consideramos sinónimo de garantía. Canon juega con ese matiz, y los clientes debemos saber cuándo pagar una determinada está verdaderamente justificada, o no.

El tercero en discordia es Sony. Es una recién nacida en el mercado fotográfico, iniciándose en 1996. ¿Qué opino de Sony en fotografía? Tienen una excelente, cuidadísima y excepcional gama de cámaras digitales compactas, que destaca gracias su electrónica (nativa de Sony) y a la inclusión de lentes Carl Zeiss en sus objetivos (considerados los mejores cristales del mundo, de origen alemán). Sin embargo, tienen olvidadísimo su parque de cámaras reflex. Abandonadas por completo. Se limitó a comprar Kónica Minolta, y renombró las reflex de esta marca por "Alpha". No son malas cámaras, pero no da buena impresión que hayan dejado de navegar en este mercado. Imagino que Sony está replanteándose su modelo de negocio, pues desde hace unos años, Sony pierde dinero en todas y cada una de sus divisiones (viven ahora mismo la peor crisis de su historia).

Sólo un par de apreciaciones:

  • No te gastes más de 500 ó 600 € en una reflex, ni aunque te toque el Euromillón. Si te dedicas de lleno a la fotografía profesional de espectáculos y deportes, entonces sí.
  • Mi Nikon D60 se descatalogó a mediados de 2009. La D3100 es su sucesora actual, e incluye grabación de vídeo en alta definición, Live View (visión directa de lo que vas a fotografiar en la pantalla de cristal), y 4 megapíxeles más (aunque ésto no es importante, a no ser que quieras hacer ampliaciones del tamaño de una carpa de circo). Con mi Nikon D60, he revelado ampliaciones de tamaños considerables, y salen perfectas: excepcionalmente nítidas, definidas y colores tan vivos como naturales.
  • Canon o Nikon, Nikon y Canon. Sea cual sea tu opción, las dos son buenas. Es como comprar un Porsche o un Jaguar. Los dos son cochazos.

Espero haber arrojado un poco de luz a lo que me planteas.

¡Gracias por leerme y comentarme! Si tienes cualquier duda, estaré encantado de comentártelo. Un saludo desde Málaga, Carolina.

1 comentario:

  1. ¡Madre mia!.
    No me esperaba que la respuesta a mi pregunta fuera una entrada en toda regla. Estoy muy agradecida.

    He leído de forma concentrada tu más que válida explicación, y la forma sencilla a la vez que exhaustiva con la que has hecho las comparaciones. Me ha servido de mucho, y voy a poner esta entrada directamente en favoritos para no perderla.

    Es verdad que existe la falsa creencia de más caro=mejor, pero yo soy más práctica, y como tú bien dices, si no es para dedicarse a tiempo total y de forma profesional (con estudio fotográfico incluido) no me merece la pena gastar ese dineral.

    Lo que comentas de imágenes más oscuras no me lo esperaba, y con ruido (ruido de más en una foto, puntos de menos para Canon...), y una pena también lo de su carcasa. Desde luego que para lo que cuesta debería ser algo más pulida y "segura".

    Una pena también lo de Sony, una vez ya hechos con Konica Minolta se podrían haber esmerado más. (A mí lo único que me ha salido genial de Sony es en tema audio, equipo de música, auriculares, micrófono, etc.)

    He buscado tu cámara y se me cae la baba, cómo echo de menos tener velocidades, y girar con cuidado ese cuello enfocando lo que el ojo creativo te ha hecho encontrar, aysss que envidia!.

    Hablando de todo esto me han entrado unas ganas locas de recuperar mi analógica Olympus, la cual siempre ha hecho fotos impecables, le tengo un cariño especial.

    Bueno, lo dejo ya que al final me echas del blog jajaj.
    Te agradezco enormemente que hayas dedicado una entrada completa a mis dudas,eres un ¿ángel? :D

    Un abrazote desde bcn :)

    posdata.- Deberías colaborar con alguna revista especializada, escribes muy bien.

    ResponderEliminar