sábado, 28 de mayo de 2011

La ausencia de liderazgo del movimiento 15M

El movimiento 15M ha puesto de relieve el descontento de la sociedad española con la clase política. Por primera vez en muchos años, miles de personas hemos querido concentrarnos para reivindicar aspectos importantes que afectan a nuestras vidas (y es todo un logro que haya sido por ese motivo, y no gracias un evento deportivo).

Partimos de la base de que tenemos la capacidad de concentrarnos en un punto determinado de cada ciudad. Es positivo destacar los logros. Sin embargo, considero que no sólo basta con el hecho de "reunirnos", gritar frases con cierta rima, y dormir en la calle con un saco de dormir. Necesitamos aprovechar la inercia de la convocatoria para, inmediatamente, efectuar aquellas acciones reales que deriven en los cambios que reivindicamos. Cosas prácticas, tangibles, de la que puedan ser partícipes todas las personas.

Un ejemplo de ello: los bancos. Es uno de los enemigos declarados por el movimiento. Los bancos juegan con nuestros ahorros invirtiendo en proyectos que tendrán su rédito; nos asfixian con los préstamos e hipotecas con unos intereses insufribles; y, por si fuese poco, reciben subvenciones públicas (es decir, dinero de todos los españoles) para tapar los agujeros de una mala gestión empresarial. Señores, si estamos de acuerdo en que los bancos deben recibir un doloroso tirón de orejas, no nos quedemos en dibujar pancartas, pegar gritos o dormir en el suelo: cosas prácticas, como retirar TODOS nuestros ahorros y guardarlo en casa. Retirar 155 € es absurdo. Es tan ridículo como pelear con un boxeador a soplidos.

Mención aparte me merece el no-liderazgo del movimiento 15M. No existe un líder porque el movimiento quiere evitar que haya caras que se hagan famosas. La palabra "líder" está contaminada, muy desprestigiada porque la vinculamos a "privilegios, derechos reservados, mayor sueldo, desigualdad o exceso de poder", y esto no debe ser así.

Un ejemplo. Vivo en un bloque de pisos en el que, cada año, un vecino es Presidente (elegido por orden de planta y en riguroso orden ascendente). El Presidente de mi bloque no cobra por gestionar las cuentas económicas de una Comunidad de Vecinos como es la nuestra. Su voto, cuando hay que tomar decisiones, vale exactamente lo mismo que el de cualquier vecino. Y, lejos de disfrutar de privilegios, es el encargado de solucionar todos los problemas que ocurran en el periodo de 1 año.

Así debemos ver la palabra 'líder': persona capaz de gestionar la viabilidad de un proyecto y capaz de gestionar grupos de personas. Sin más. Tras el movimiento 15M (en fechas posteriores al 15 de Mayo) ha fallado la sincronización por una organización que podía ser, sin duda, mejor y más eficiente si cada acampada de cada ciudad eligiera (democráticamente) un responsable que gestionara mejor las acciones. Se trata de canalizar el desorden, no de aumentarlo.

Es positivo detectar los errores, ya que sólo así podemos solucionarlos con el objetivo de seguir siendo mejores tanto en el presente como en el futuro.

6 comentarios:

  1. El liderazgo pertenece a los dogmas del siglo pasado, la gente que piensa por si misma no necesita lideres necesita un canal de comunicación para coordinarse.. ya lo tenemos

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en todo. Justo hoy pensaba eso mismo en la acampada de mi localidad. Hace falta canalizar mejor la energía que está generando el movimiento para conseguir objetivos concretos.

    ResponderEliminar
  3. Tod@s l@s estafad@s somos "El Lider".

    El Lìder, sabe por donde camina,y hacia donde.

    En la direcciòn de los grandes bancos, estàn presentes ademas de los polìticos,representantes religiosos, cada religiòn con su parte de culpa, o beneficio.
    El movimiento es en todo el mundo no solo en España.

    No Robaras...`

    ResponderEliminar
  4. No puedo coincidir más contigo, entre otras cosas sin un lider no hay rapidez de maniobra

    ResponderEliminar
  5. La falta de lider es su punto debil quiza , pero también es su punto mas fuerte.
    Al no existir un lider, no hay un punto de ataque, no hay nadie a quien comprar, a quien amenazar o amedrentar. Es su mayor fortaleza a mi modo de ver, a quien vas a atacar si no existe un lider, a todos? no creo que puedas.
    Actualmente ningun movimiento liderado por una sola persona funciona. Por algo será.

    ResponderEliminar
  6. No olvidemos, que "Vamos lentos porque vamos lejos". Claro que necesitamos más tiempo para consensuar, pero también obtenemos más satisfacción con el resultado porque hemos participado. Si delegamos en un líder, no nos responsabilizamos. Seguiríamos el mismo patrón

    ResponderEliminar