lunes, 13 de junio de 2011

Consejo contraincendios

¡Ojo al dato! No dejéis los portátiles en lugares tales como sofás o camas, NUNCA. Se recalientan muchísimo sobre esas superficies y hay un peligro real de incendio. Es una de las reglas de oro, una de las advertencias clásicas que recogen todos los manuales de instrucciones de portátiles.

Se ve que una vecina no leyó esas instrucciones. Dejó el portátil encendido en el sofá, salió de casa, y cuando volvió, bueno... Las paredes dejaron de ser blancas.

Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario