sábado, 18 de junio de 2011

La breve reseña de mi enfado (en el post anterior) responde a que mi tarjeta gráfica se quemó, me dieron otra y, al parecer, no funcionaba como debiera.

Hoy parece que va todo bien. A la mínima que me dé el más pequeño fallo, me compro otra gráfica, otra placa base y otro procesador, para que vaya como un tiro. A problemas radicales, soluciones radicales.

1 comentario:

  1. Recuerdo un ordenador que se bloqueaba con mucha frecuencia. Le cambiaron disco duro y ram y siguió fallando. Pasó a mis manos, lo desarmé por completo. Arrancó sólo con los componentes principales: Placa, Procesador, Ram, gráfica y HDD. No se bloqueaba. Añado cd-rom y se bloqueaba. Armé el equipo entero sin el cd-rom, y no se volvió a bloquear más.

    El más grande fallo puede deberse al mínimo componente sospechoso.

    PD: Ese ordenador, es el mío. Tras 8 años, va como el primer día.

    ResponderEliminar