sábado, 27 de agosto de 2011

Reforma de la Constitución para delimitar la deuda

No entiendo el revuelo de formaciones como la del 15-M y sindicatos como CCOO y UGT por la reforma de la Constitución, consistente en establecer un techo a la deuda soberana.

Es muy sencillo de entender. Hasta el día de hoy, cualquier Gobierno podía gastar y endeudar al país sin límite alguno. Se trata precisamente de corregir esta situación: poner coto al nivel de deuda, actualmente ilimitado. Una medida que será flexible ante situaciones de catástrofe natural o situaciones de emergencia. Y, en cualquier caso, efectiva a partir del año 2020.

Los tres o cuatro pilares fundamentales de la economía de un país se asemejan mucho a la administración económica de cualquier hogar. Básicamente, nadie debería gastar más de lo que tiene. Si ingresas 1000, no puedes gastar 2000. Y probablemente, para afrontar esa diferencia de dinero que no tienes, debas solicitar un préstamo para cubrirlo. En un país, esta situción deriva en uno de los siguientes dos caminos:

  • Subida de impuestos. Recientemente, se elevó el IVA del 16% al 18%, precisamente para que el Estado obtuviera mayores ingresos para equilibrar la deuda y evitar (más) recortes de tipo social, infraestructuras, etc. SACRIFICIO: todos los ciudadanos, que soportan la elevación del precio final en sus productos un 2%.
  • Quiebra. Solicitar un préstamo para pagar OTROS préstamos (deudas) es entrar en la espiral del fracaso. Es una situación insostenible, un viaje de ida sin vuelta. SACRIFICIO: todos los ciudadanos, que en una situación de quiebra, al cinturón hay que crearle nuevos agujeros para apretarlo aún más (recortes de sueldo, pensiones, empobrecimiento...).

Entonces, el 15-M, CCOO y UGT dicen estar en contra. Que quieren un referéndum. Estoy de acuerdo en que es bueno consultar al pueblo, cuanto más mejor; pero no hay que olvidar que tanto el Congreso como el Parlamento son órganos constitucionales del Estado, donde se sientan unas personitas que representan al pueblo, en función de los votos que LOS CIUDADANOS han emitido en las últimas elecciones.

CCOO y UGT llevan dormidos todo el verano y casi toda la primavera. Basta que alguien diga "Oh" para que ellos digan "Ah", porque de alguna forma tendrán que justificar el cargo frente a sus afiliados. Aparentar que se hace algo. Como el que trabaja en una oficina y empieza a mover papeles de un lado para otro mientras el jefe se aproxima, para dar sensación de estar trabajando.

Aunque claro, en un país donde la gente pide préstamos para irse al Caribe o para comprar el último plasma con el que ver la Liga, al mismo tiempo que cobra el desempleo... No me extrañaría nada que obtuviera un resultado negativo ese hipotético referéndum. Y así nos va, claro.

3 comentarios:

  1. ''tanto el Congreso como el Parlamento son órganos constitucionales del Estado, donde se sientan unas personitas que representan al pueblo, en función de los votos que LOS CIUDADANOS han emitido en las últimas elecciones.''

    No estoy al tanto del tema, por lo tanto no puedo opinar. Pero sobre esta idea que pego...no creo que estuviese en sus ''promesas electorales'' cambiar la constitución. Se vota a un partido porque se está de acuerdo con los puntos que defienden, pero esto es España, una vez que esta en el poder un partido politico hace lo que le sale de ahí. Solo hay que ver lo que ha pasado en las autonomicas y muicipales de hace un par de meses, cada partido ha hecho lo que ha querido sin llevar a cabo su proyecto electoral.

    PD: Si, me explico un poco regular...

    ResponderEliminar
  2. Comparto contigo la idea de que un estado no puede estar gastando más de lo que ingresa o corre el riesgo de terminar ahogado en sus propias deudas.

    A partir de aquí, me gustaría añadir algunos matices.

    En primer lugar, no es cierto que hasta ahora cualquier gobierno haya podido gastar lo que le viniera en gana.
    El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea -que, por ser uno de los tratados comunitarios, está jurídicamente por encima de nuestra Constitución-, en su art. 126 ya hace mención a limitar el déficit de los Estados miembros de la UE.
    Para ser más precisos, en el Protocolo anexo al Tratado (http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/protocolo12.html) se habla concretamente de que el máximo déficit en el que puede incurrir un Estado es del 3% de su PIB.

    Por tanto, parece claro que en nuestro país, como en el resto de la UE, ya hay un límite en el déficit.

    Por otro lado, esto ya es opinión personal, es un absurdo atarte de manos voluntariamente. El déficit es algo que hay que manejar con cuidado y responsabilidad, pero el dogmatismo de renunciar a él de manera sistemática es un error que puede incluso alargar la crisis.

    Me explico: yo creo que un país no debería gastar más de lo que ingresa A LARGO PLAZO, y que sus deudas deben entrar siempre dentro de lo razonable.
    Ahora bien, como diría Keynes, la economía va por ciclos, unas veces está arriba y otras abajo. Frente a ello, el Estado no tiene por qué quedarse impasible. De hecho, el Estado puede demostrarse útil aumentando su gasto en los momentos bajos de la economía -generando empleo e impulsando la economía- y reduciéndolo en los momentos álgidos de la economía -ahorrando ese superávit para el momento en el que vuelvan a torcerse las cosas-.

    ResponderEliminar
  3. Otra forma de verlo. Imagina que el Estado contruye una nueva red de carreteras. ¿Por qué no va a poder endeudarse para construirla? ¿No se hipotecan las personas? ¿No se endeudan las empresas cuando invierten?
    Hay que endeudarse dentro de lo razonable, pero ten en cuenta que esa carretera no se disfrutará solo hoy, sino que la seguiremos disfrutando por muchos años en el futuro. No sería lógico renunciar a ella porque no hay dinero suficiente en un año concreto.

    Francamente, no entiendo la obsesión que hay con el déficit 0 absoluto


    En cuanto al referéndum. Sí, está claro que no es obligatorio. La Constitución no lo considera necesario (aunque tampoco lo impide). Ahora bien, y en la línea del comentario anterior, esta reforma no tiene absolutamente nada que ver con el programa con el que se presentó el PSOE en el 2008. Sí, esos señores nos representan, pero en la medida en que les dimos nuestro apoyo para llevar a cabo un programa determinado, que en el caso del PSOE difiere bastante de la reforma propuesta. Por tanto, sería bastante osado por parte del PSOE pensar que representa a sus votantes al impulsar y defender esta reforma.

    Para terminar con el tema de la reforma. Realmente es uan reforma absurda. Aun dando por bueno el dogma de que el déficit 0 siempre es bueno, la propuesta de reforma final ata tanto al Gobierno como les ata el artículo ese de la vivienda digna. En la Constitución alemana sí aparece una cifra límite de déficit y eso no ha impedido que se la salten. Pues imagínate en nuestro caso, que ni siquiera va a haber cifra alguna.

    Si a eso le añades que dicha reforma no entraría en vigor hasta el año 2020, dime tú qué clase de confianza y tranquilidad es la que le va a dar esta reforma a los mercados. Ninguna, es lo que pienso yo. Si quieres mi opinión, no creo que ni Zapatero se crea de verdad que esta medida va a tranquilizar a nadie. Simplemente creo que desde Alemania y Francia le han dado la orden y él se ha limitado a cumplirla porque no le queda otra.

    Por último (ahora sí jeje) y para terminar, que me he enrollado demasiado, el tema de los sindicatos.
    Más allá de que lo hagan mejor o peor, ¿no es un poco absurda esta dinámica que se ha terminado por instalar en este país acerca de los sindicatos?
    Quiero decir... cuando los sindicatos no dicen nada, porque no dicen nada. Cuando los sindicatos dicen algo, es por limpiar su imagen y por cumplir el papel.
    Cuando no convocan una huelga, se lo echamos en cara. Pero cuando la convocan, no la hacemos porque no va a servir de nada y porque no queremos que nos usen para decir que ha sido un éxito.
    Y cuando hacen una manifestación, lo mismo, no voy a ir porque está convocada por ellos y no quiero que me contabilicen para echarse flores en cuanto a la movilización.
    Eso sí, luego esos mismos sí disfrutan cuando los sindicatos logran mejorar las condiciones laborales en una empresa, o acuden rápido a allos cuando ya se han quedado sin trabajo y no tienen nada que perder.

    Los sindicatos son como cualquier otra gran organización. Hay quien está ahí para escalar chupar del bote, pero también hay gente que de verdad está ahí por convicción y se implican en sus funciones.


    Ya está jeje, perdón por el monólogo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar