viernes, 2 de septiembre de 2011

Masculino y... masculino

¡Dioses del cielo! ¡El más común de los sentidos (el sentido común) se impone en Españistán!. La Consejería de Educación ha enviado una circular a todos los centros lectivos en la cual indica que, según su nuevo libro de estilo, hace INNECESARIO el uso explícito del femenino (en el correcto empleo de la lengua, se sobreentiende). Noticia completa, aquí.

Poooor oooorden de la señora consejeeeera se haaaace sabeeeeer... Que el españoooool siiigue funcionandoooo como siempreeeee...

Porque en realidad, lo único que ha hecho la Consejería es releerse el diccionario panhispánico de la RAE y ciao pescao'.

Bien, centrémonos. ¿Qué viene a decir esto? Simplemente, avala lo que ya dije hace unos meses en el post "El uso del plural y los tocapelotas de turno". Es estúpido (de hecho, MUY estúpido) desdoblar todo lo que se dice en ambos géneros. "Bienvenidos y bienvenidas, a todos los niños, todas las niñas, todas las madres y todos los padres al campamento de verano". Cuando lo correcto es: "Bienvenidos a todos los niños y padres", y Santas Pascuas, oiga. Por no hablar de la absurda y ridícula moda que han adoptado algunos al poner X en las vocales, para así neutralizar el género. Aún peor que el desdoblamiento. ¿Os imagináis? "Bienvenidxs, niñxs y... xadres". ¿O qué tal 'bienvenid@s, niñ@s y @adres'?

Y es que no se discrimina a nadie, porque tanto la RAE como la Consejería de Educación insisten en que

"Todas las referencias para las que se utiliza la forma de masculino genérico, deben entenderse aplicables indistintamente a mujeres y hombres".

Señores, prefiero el respeto a las mujeres en la vida real que el paripé de introducir artimañas tanto en la lengua como el lenguaje. El uso de circunloquios para reflejar que se refiere a "ellos y ellas" sólo tiene sentido si tu mente es tan simple como para pensar que podría estar refiriéndome a "ellos" y no a "ellas". Y quien vea en esto un motivo de rechazo, exclusión o misoginia, desde luego, roza lo enfermo.

¡Ala! Las feministas ya pueden dedicarse a cambiar de reivindicación. No sé, que nos obliguen a los chicos a mear sentados en las letrinas, o algo así.

Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario