domingo, 4 de septiembre de 2011

Vivimos un momento en el que los detalles no se cuidan. Donde todo es artificial. Donde las personas se conocen en 5 minutos. Donde los sentimientos se cocinan en el microondas, y no a fuego lento. Donde las personas parecen valer por su exterior, y no por quienes realmente son. Life in plastic.

Sin embargo, parece que existen personas que son personas en medio de este clima enrarecido. Personas que, desde un primer momento y sin saber en ese instante por qué, te hacen sentir bien. Esperar mensajes y sonreir al leer. Dedicar palabras y querer compartir un trocito de ti y de tu vida. Sentir la preocupación de otra personas porque todo esté bien, y dar tranquilidad al inyectar un optimismo, en mi caso, innato ante todas las situaciones. Lo diferente, vende. Y, en mi caso, hace feliz.

Y si en Grindr ha sido posible encontrar lo que en ese mundo casi no existe, puedo dar por hecho que la idea de "imposible" tampoco existe. Because everything is possible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario