domingo, 16 de octubre de 2011

Queridos anónimos, identifíquense!

¡Llamamiento público a los señores que escriben en mi blog sin firmar quiénes son!

Existen dos clases de anónimos:

  • Por un lado, los que se esconden para criticar, insultar, patalear, llorar, etc. Me divierten, pero les hago el mismo caso que al Papa.
  • Y por otro lado, los que escriben comentarios agradeciendo mis palabras, compartiendo opiniones sobre un asunto que yo haya tratado o incluso los que crean nuevos debates, muy interesantes. Siempre me encanta agradecer directa y personalmente a las personas que siguen mi blog y me gusta entablar, si procede, algún tipo de contacto o vínculo amistoso o cordial. Pero si escribís como anónimos, ¡no sé quiénes sois! A la dama o caballero que escribió un comentario en el post "Relaciones: del punto A al punto B", identifíquese si tiene la bondad. De antemano, muchas por invertir su tiempo tanto en la lectura como escritura en este espacio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario