jueves, 13 de octubre de 2011

Relaciones: del punto A al punto B


Hace unos días, por distintos avatares de la vida, una chica (denominada X) tuvo a bien compartir una primera conversación informal conmigo. Comenzó así:

  •  X:"Uff, y este fin de semana tengo que irme a Antequera..."
  • Ángel: "¿Si? Yo he ido muchísimas veces, es una ciudad bonita y tranquila, me gusta mucho".
  • X: ¡Anda, qué bien! ¿Y qué te trajo por aquí?
  • Ángel: "Bueno, tuve pareja por allí hace tiempo..."
  • X: ¡Vaya! ¿Cómo se llamaba? Bueno, o se llama".
  • Ángel: Sí, se llama porque aún no ha muerto. A ver si te suena. Sus apellidos son Rxxx Pxxx."
  • X: "Uhm... Me suena mucho, pero no caigo ahora... ¿Cómo se llama ella?
  • Ángel: Bueno, ella no, él: Adrián.
  • X: ¡No me digas! ¡Pero si estuvo conmigo estudiando y lo conozco desde pequeño!
La conversación continúa teniendo ella la boca abierta y yo con cara de circunstancia del tipo: "Qué mundo tan pequeño, necesito un satélite para huir de aquí". Ella no era amiga directa, porque nunca le cayó bien mi ex. Sin embargo, su mejor amiga es, a su vez, mejor amiga de mi ex y se establece, de esta forma, un puente de comunicación. E hizo un acueducto conmigo... Me puso al día -sin pedírselo- acerca de las rarezas actuales de mi ex y de su vida en Granada. Y, resumiendo mucho, la sorpresa fue que mi ex ha desarrollado una forma de ser radicalmente distinta a lo que yo conocí en aquel entonces (mi relación con este chico se remonta en el tiempo al año 2008).

Hace 3 años que esa relación cesó por mi parte y a todos los niveles, recorriendo la línea recta de la indiferencia desde aquel entonces. Sin embargo, es la primera vez que recibo información de esta persona desde un entorno tan cercano y vinculante. Esto me ha llevado a reflexionar durante unos días sobre las relaciones, los ex y "qué hacer" con ellos. Tengo sentimientos contradictorios.

Por un lado, bien es cierto que, si una persona ha sido tan importante en un momento de tu vida, debería seguir  siéndolo o estando presente reconvertido en forma de amistad. Algo así como un brindis continuo "por los viejos tiempos".

Y por otro lado, mi lado. Mi opinión, lo que siento. La lejanía del tiempo ofrece una perspectiva distinta de las situaciones. Considero que las relaciones sentimentales (de pareja), son experiencias personales que empiezan en un punto A y, si terminan, concluyen en un punto B.


Aquí lo veis mejor. El segmento simboliza la duración de la relación, y los puntos A y B, el principio y el fin de esta experiencia.

Siempre he considero como imposible el hecho de terminar una relación (punto B) y seguir manteniendo contacto inmediatamente después con esa persona (es decir, la prolongación del segmento/relación a partir del punto B). Es insano.

¿Y qué tiene que ver esta clase de geometría romántica con que me hayan hablado de mi ex, 3 años después? Hay personas que cambian y a veces no necesariamente para bien, o no como tú te puedas esperar. Así que, recibir información reciente en ese sentido sobre un ex, corre el riesgo de que pueda alterar el recuerdo tanto de la persona, como de la relación pasada.

La idea de segmento es convertir la experiencia en atemporal. Algo así como encerrar para siempre en una cápsula lo vivido y guardarlo en forma de recuerdo, conservando toda su esencia. Si continúas teniendo contacto con esa persona, es bastante difícil cerrar esa cápsula.

También puede presentarse otra situación: que te cuenten detalles o vivencias que desconocías de tu ex y que tuvieron lugar en el transcurso de tu relación. En este caso, me enteré gracias a esta recién conocida que yo era famoso en Antequera ya que mi ex se sentía muy orgulloso de mí y hablaba muy bien (por detalles personales que esta chica me contó y son totalmente veraces). Esto despierta un sentimiento que me cuesta describir: mitad nostalgia y mitad sorpresa. Si el recuerdo de la relación fuese una película, los detalles que te proporcionan otra persona de tu relación y que desconocías, sería el material inédito de esa película, esas "escenas nunca vistas" que, inevitablemente, retocan y modifican el recuerdo de la relación.

En mi caso, todas mis relaciones han seguido el patrón o la idea de segmento que comienza en punto A y sella en un punto B (con el ex correspondiente metido dentro de la cápsula). Desconozco si es lo mejor, pero he sido muy feliz en casi todas mis relaciones y, sinceramente, guardo un buen recuerdo que quiero seguir conservando así de bien: en esa cápsula, aislado del exterior, del frío, del calor y para mí.

Los hombres para mí son como marionetas de cartón;. y sólo soy feliz jugando con su débil corazón...

¡Sed buenos!

8 comentarios:

  1. Una vez mas, me encanta lo que escribes.
    Yo tambien pienso como tu, una relacion empieza en A, y termina en B, la linea geometrica que une A con B, puede ser mas o menos gruesa, se le pueden atribuir muchas cosas en esa simple geometria que haces, luego estan los puntos B que coinciden con el infinito, que son las que duran siempre.
    Pero sin lugar a dudas, si B e infinito no coinciden, no es sano, prolongar de ninguna forma la linea A-B. Esto nunca me ha ocurrido en primera persona, porque sinceramente, creo que nunca he estado enamorado al 100%, pero si conozco gente que ha estado al 200% y no han terminado la relacion en B, de alguna forma u otra la han continuado, y eso solo ha producido dolor, daño, y nada bueno; mientras mas se prolongue peor son sus consecuencias.

    Un saludo genio!

    ResponderEliminar
  2. Ey, muchas gracias por comentar! Qué puedo decir, estoy de acuerdo contigo!

    Por curiosidad, ¿quién eres? Me encanta siempre saber quién visita mi blog y poder agradecerlo directa o personalmente.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Hemos hablado varias veces por msn, pero coincidimos poco, quizas tauro te suene un poco.

    ResponderEliminar
  4. Uhm... ¿Eres de Campanillas?

    Estoy resfriado, congestionado, en estado febril... No me hagas jugar a las adivinanzas :(

    ResponderEliminar
  5. Asi es, creo que ya sabes quien soy.
    Mejorate del resfriado yo ya llevo asi mas de una semana!!

    ResponderEliminar
  6. Asi es, espero que te mejores, yo llevo congestionado una semana y no hay manera de abandonar el resfriado!!

    ResponderEliminar
  7. Por terminar de confirmar, eras el chico que tenía un amigo que se creyó lo del falso anuncio de GH, no?

    ¡Me alegra saber de ti y leerte! :) Mejórate tú también del resfriadillo, que si no, ¿qué vamos a dejar para el invierno? Jum, y tápate, no dejes al aire libre el culete!! xD

    ResponderEliminar
  8. Ejemplo... Ángel, buen ejemplo. Te entiendo perfectamente. El miedo que yo tengo es poder cerrar "B" de la mejor forma posible... Y lo tengo que hacer sólo... Un abrazo grande.

    ResponderEliminar