viernes, 21 de octubre de 2011

Samsung Galaxy ACE: análisis y veredicto


Desde hace una semana, soy poseedor del teléfono Samsung Galaxy Ace, gracias a la renovación del contrato suscrito con Vodafone.

No voy a detallar aquí todas las características técnicas del teléfono, dado que podéis consultarlo aquí. Sin embargo, sí quiero compartir con vosotros algunos aspectos de este terminal que considero relevantes.

EN POSITIVO
  • En general, es un teléfono con unas características moderadamente avanzadas. A grandes rasgos, tiene todo lo que se le puede pedir a un móvil hoy en día: buena cámara, GPS, una pantalla generosa en pulgadas, fluidez, etc.
  • Estética exterior sobria, seria y elegante.
  • Ranura de expansión para tarjetas microSD. Por tanto, capacidad de memoria ilimitada.

EN NEGATIVO
  • La batería: mal endémico que comparten todos los smartphones. Según el uso, dura uno, dos, tres días... La industria de la electrónica de consumo tiene un auténtico problema con los dispositivos: técnicamente muy avanzados, necesitados de alimentar esa potencia, pero con baterías de hace 10 años.
  • Pantalla: las dimensiones (pulgadas) son perfectas, pero la resolución es mejorable. Mi anterior móvil, un HTC que adquirí en 2008, es incluso mejor en este sentido.
  • Ausencia de luz LED. No es posible saber si tenemos un SMS o una llamada perdida con sólo mirar el teléfono, sino que hay que encender la pantalla. Otros teléfonos tienen una luz LED exterior que parpadea cuando hay notificaciones, sin obligar al usuario a encender el teléfono cada vez. Imperdonable.
  • Auricular. Este parece ser otro mal que arrastran los últimos smartphones de Samsung. La calidad de sonido es justa y, el volumen del sonido, dudo de si calificarlo como suficiente o insuficiente. En cualquier caso, es una de las grandes quejas de este teléfono si nos damos una vuelta por foros, etc. 
  • Construcción del terminal. Si comparásemos Galaxy Ace con el parque de teléfonos que tenemos en la actualidad, la construcción de este terminal entraría dentro de los términos aceptables. Ahora bien, procedo de un HTC Touch Diamond, con auténtica carcasa metálica, una robustez difícil de ver en el mercado actual, por no hablar de un diseño exquisito, con formas irregulares de diamante (haciendo un guiño a su nombre, Diamond). Sin embargo, un punto a favor es que Samsung incluye en el contenido de Galaxy ACE dos tapas intercambiables: una blanca, y otra gris oscura con tacto rugoso. Las podéis ver en esta imagen:



CONCLUSIÓN


Es un teléfono considerado de gama media-alta muy completo, con grandes posibilidades de explotación. Un buen terminal fácil de conseguir, ya que normalmente lo regalan con los contratos y Vodafone no obliga al cliente a suscribir una tarifa de datos.

Cuesta decir si merece la pena cambiar de teléfono por adquirir un Galaxy Ace. Depende mucho de dónde procedas y para qué quieras usar el móvil. En mi caso, sólo tuve una razón para elegir Galaxy Ace: Android,  el sistema operativo de Google que lidera con rotundidad el mercado de los smartphones (por cierto, incluye de serie la versión 2.3 de Android). Mi anterior HTC venía con Windows Mobile 6.1, una plataforma agotada y enterrada en la actualidad; así que, tenía un móvil que es y sigue siendo una joya, pero con nulas posibilidades de explotarlo al no poder instalar las aplicaciones que hoy dan la espalda a Windows Mobile y Windows Phone 7.

Si buscas algo práctico, económico y asumiendo los puntos negativos que anteriormente he destacado, Galaxy ACE puede ser buena opción para ti. HTC Wildfire S es otra alternativa a considerar: Wildfire S tiene similares prestaciones (un poco menos potente y pantalla más pequeña con misma resolución que Galaxy Ace), pero con una construcción metálica excelente.

Espero que os haya sido de ayuda!

Sed buenos!

7 comentarios:

  1. Yo estuve a puuuuntito de quedarme con el Age, pero al final me voy con un S+. Ya te contaré como me sale. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es un muy buen móvil, casi igual que el Galaxy S. La verdad es que se me antoja que mi próximo móvil sea un Windows Phone 7, pero la verdad es que con lo que está mejorando Android (Android 4.0) y las ventajas que tiene éste por ser el sistema operativo que más crece, se me quitan las ganas de cambiar de sistema operativo. Y con lo contento que estoy con mi Samsung, quizas siga con otro teléfono de la misma empresa; me encantan los HTC, pero como no se pasen a las pantallas Amoled (o cualquiera de sus variantes), como sí hizo Samsung, y teniendo en cuenta que estos móviles consumen muchísima batería, me da a mí que no quiero un móvil de gran pantalla y que ésta sea LCD, que consumen demasiado.
    Estoy de acuerdo contigo, no me entra en la cabeza que tengan las baterías que tienen, sinceramente, prefiero un teléfono un poco más ancho y más pesado pero que la batería me dure más de un día, pero como siguen con la competición de a ver quién hace el móvil con la pantalla más grande y el teléfono más delgado, dudo que se preocupen por el tema de la batería.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. Android está arrasando y la previsión es que siga siendo así. Es un sistema operativo muy bueno, estable, flexible a la creación de aplicaciones.

    Windows Phone 7 ha llegado muy tarde y nadie se quiere casar con Microsoft, excepto Nokia: el caballo perdedor que, tras el fracaso de Symbian, han adoptado el sistema operativo de Microsoft en sus terminales. En realidad, Windows Phone 7 es un buen sistema operativo, pero presenta grandes inconvenientes:

    1. Las grandes firmas como Samsung, HTC o Sony Ericsson viven grandes momentos gracias a que han adoptado Android en sus teléfonos (toda la gama Galaxy de Samsung funciona con Android, y es lo más vendido del mercado).

    2. Windows Phone 7 requiere unos requisitos de hardware importantes, con lo cual sólo puede quedar instalado en móviles de gama alta. Se pierde el 'nicho' de mercado de móviles de gama media y baja donde Android sí puede ser instalado y, como consecuencia, ganar clientes.

    3. Nadie se esfuerza en desarrollar productos que va a consumir poca gente. Por ejemplo, WhatsApp no está disponible para Windows Phone, y así un montón de aplicaciones.

    Así que esa serían algunas de las muchas razones por las que, a día de hoy, no compraría un móvil con Windows Phone 7: vive un presente sin éxito y un futuro aún más incierto.

    ResponderEliminar
  4. PD: Sí es cierto que Motorola (antes de la compra de Google) o HTC han sacado algunos terminales con Windows Phone 7, pero no se han vendido nada bien.

    También es verdad que Samsung quiere ahora apostar un poco más por Windows Phone 7 (debido a los problemas que está teniendo con la guerra de patentes), pero desconfío de esa hipótesis de éxito, precisamente porque ya hay terminales con Phone 7 a la venta de la mano de grandes firmas y, como ya dije, las ventas no han sido las esperadas.

    La conclusión final que puedo extraer de esta situación es que el éxito de Windows Phone depende exclusivamente del éxito de Nokia. Si Nokia sigue fracasando, Windows Phone también lo hará. Por otro lado, un detalle curioso: Sony Ericsson nunca apostará por Windows Phone 7 porque a Sony no le interesa un WP7 fuerte, ya que WP7 favorece al conjunto XBOX-Microsoft y Sony Ericsson a Playstation.

    Ah, y la cuota de mercado de Windows Phone 7 es actualmente del 1%, frente al 54% de Android (aplastando a iOs, que cuenta con un 28%).

    ResponderEliminar
  5. Ya verás cómo cambia la cuota de mercado de Windows Phone ahora que Nokia ha sustituído Symbian por él.

    A mi me parece un sistema operativo necesario para el avance, y estoy seguro de que dentro de poco tendrá un boom importante siendo el único competidor serio de Android utilizable fuera de los productos de Apple.

    Las especificaciones que exige eran altas para hace unos años, pero ahora mismo un procesador de 1GHz para un móvris no es tanto, estaría dentro de la gama media.

    Y además, es distinto a todos los demás. Tiene un sistema de uso y presentación completamente distinto a los que ya conocemos y que personalmente creo que mejora mucho la experiencia de usuario. Además, si lo que criticas es la carencia de aplicaciones... eso se cura con el tiempo, más sabiendo que tiene una API estupenda, fácil y bien documentada. Veréis, ¡VERÉIS! XD

    Un saludo a todos :D

    ResponderEliminar
  6. pero se apaga mucho ! Miras el movil y esta apagado sin tocar tu nada... Soluciones a este problema?

    ResponderEliminar
  7. Llevo con el móvil desde que escribí este post, y en dos ocasiones (recientes) he sufrido esto que comentas. Habrá que investigar.

    ResponderEliminar