lunes, 14 de noviembre de 2011

El placer de conducir...

¿Una de mis mayores aficiones? Conducir. Da igual hacia dónde. Sin rumbo predeterminado. Sin hora de llegada. Sin prisas. Descubrir el paisaje. Perderte en un pueblo del que no sabes ni el nombre. Buena música. Buena compañía. Y buen viaje.

Aquí, conduciendo un tramo de casi 5 minutos en una carretera secundaria de algún lugar indeterminado entre Jerez de la Frontera y Córdoba, aunque cerca de Sevilla. Vídeo disponible en auténtica alta definición cambiando la resolución a 1080p. ¡Que disfrutéis de las vistas!



PD: Sí, lo que se ve casi al final del vídeo (entre canción y canción) es un espectacular campo de paneles solares. En la Costa del Sol (y alrededores), con más de 300 días de sol garantizado, ¡ya era hora de que aprovechásemos los recursos energéticos naturales!

1 comentario:

  1. No encuentro palabras para expresar por escrito qué se siente llevando un vehículo pesado cuyas dimensiones son 12 metros de longitud, un peso mayor de 12 toneladas y una potencia de 420 CV. Así mismo, la energía que transmite el turbo en plena pendiente o el restarder en un descenso. Incluso callejeando y calcular cómo vas por encima del bordillo pero las ruedas por el asfalto. Escuchar el eco del retarder rebotando entre las casas mientras frenas en un callejón, y el sonido de las suspensiones neumáticas al pasar por un badén de forma ligera.

    Este conjunto de acciones que he mencionado hacen que no tenga pereza alguna en levantarme a las 4 de la mañana para ir a trabajar, o llegar a casa a las tantas de la noche. Eso sí, el conjunto de ambos horarios cansa (y la mercancía transportada también).

    ResponderEliminar