viernes, 20 de enero de 2012

El cierre de Megaupload: análisis, reflexión y consecuencias

¡Llegó pronto la noticia marcará el año 2012, al menos, en el ámbito tecnológico!

El FBI detiene a los trabajadores de Megaupload y desconecta el servicio en todo el mundo. Los empleados han sido acusados de delito por piratería (lucro con material protegido por derechos de autor). Se enfrentan a una condena de hasta 50 años de cárcel.


¿Qué era Megaupload?

En las últimas horas, me he encontrado a gente que no conocía Megaupload (raro, raro, raro). Por esta razón, vamos a construir la casa por el tejado: Megaupload era una página web que ofrecía un servicio de alojamiento de archivos, gratuito e ilimitado para todos. Cualquier persona podía subir cualquier archivo y compartirlo con el mundo al completo o sólo con aquellos que tú quisieras.

Era muy sencillo subir un paquete de fotos (de tu cumpleaños, por ejemplo) para facilitar la distribución a tus amigos, subir los apuntes o trabajos, o dejar en la nube (Internet) una serie de archivos para descargarlos en otro ordenador, sin necesidad de soporte físico.

Por supuesto, también era un lugar utilizado para subir música, películas o software. Megaupload eliminaba aquellos archivos que podía identificar como contenido con derechos de autor (no estaba permitido). Sin embargo, les resultaba imposible detectarlos cuando los usuarios empezaron a subir archivos cuyo nombre no coincidía con la descarga real. Es decir, burlar al sistema, subir un archivo con el nombre: "Vacaciones en Benidorm" y ser, en realidad, el último disco de Lady Gaga. Algo así como envolver en papel de regalo unos cartones de tabaco para que no te pillen haciendo contrabando, pero advirtiendo a los amigos que, el regalo, es en realidad ese cartón de tabaco (por mucho camuflaje que lo envuelva).

Hollywood y discográficas VS Megaupload


Un servicio no es ni bueno ni malo, sino el uso que dan los usuarios de él. El cierre de Megaupload ha dado una alegría a las discográficas y a la industria cinematográfica. El problema es que no admiten que los usuarios estamos en contra de un sistema de distribución del pasado. Todavía quieren que vayamos a una tienda, compremos un disco físico que ocupa espacio en casa, paguemos un precio injusto (inflado de beneficios), y disfrutemos de 2 canciones que valen la pena de 12 que contienes. Y entre quejas y lágrimas, toda esta industria logra unos beneficios espectaculares, de los cuales sabemos que el que menos gana es el artista. Por cada CD que se vende de 18 €, sólo 1 € va a parar al bolsillo del artista.

Repercusión y consecuencias

Llegados a este punto, considero necesario gestionar la repercusión que ha supuesto esta noticia bomba. Hay gente que se deja llevar por el alarmismo y, hoy por hoy, es el momento de ser prudentes. Voy a distinguirlo en dos apartados:

  • La muerte de Megaupload no significa la desaparición de este tipo de servicios. En la actualidad, hay una lista interminable de empresas que dan un servicio idéntico y son muy populares: Rapidshare, Mediafile, Fileserve, Uploaded, Filefactory... Suplir su ausencia no es un trauma.
  • Además, sigue existiendo la red P2P, con programas como BitTorrent, Ares, etc. para compartir todo tipo de material (habitualmente audiovisual) entre usuarios. P2P es el acrónimo en inglés de peer to peer (de igual a igual), y significa que las comunicaciones se hacen de usuario a usuario, sin servidores de por medio.

Sin embargo, sienta un serio precedente. ¿Qué había en Megaupload que no haya ya en Rapidshare, Mediafile, etc? La esencia es la misma: usuarios que suben archivos y los comparten con otros a través de enlaces. ¿Es este el principio del fin de este modelo de servicios en Internet?

Si el cierre de Megaupload se ha producido en un abrir y cerrar de ojos, ¿por qué no pueden ir detrás GMail o Hotmail? Que levante la mano el primero que no haya recibido algún correo electrónico con material protegido por derechos de autor.



Directos al meollo de la cuestión

Giremos un poco más la tuerca. Sabemos que el FBI ha cerrado Megaupload por ofrecer un servicio libre, que por algunos era usado de buena o mala forma. Cambiemos ahora de escenario y hablemos de los blogs: un servicio libre, gratuito e ilimitado para compartir información. Los blogs pueden ser usados para:

  • Compartir recetas de cocina, escribir cuentos, hablar de tus últimas vacaciones, contar tu vida...
  • Informar a la sociedad de todo lo que ocurre y no aparece en los telediarios.Todo lo que se censura. Todo lo que a los Gobiernos les pica y no quieren que se sepa (un pueblo, cuanto más desinformado, más fácil de manipular).
  • O, por supuesto, para la divulgación de actividades delictivas: cómo perpetrar un atentado, cómo robar, imágenes ilegales, calumnias, etc.
¡Oh! ¡Malvados internautas que usan blogs para enseñar a la población cómo delinquir! ¡Cerremos todos los blogs!

Bien. Esto es exactamente lo que ha pasado con Megaupload: el Gobierno de EE.UU. ha cerrado un servicio a través del cual los ciudadanos hacían circular mucha información, y ese cierre se ha efectuado sólo bajo el -falso- pretexto de la piratería. 

¿Qué opinarías si cerrasen los blogs por un motivo similar? Censura, pura y dura.

El futuro se plantea incierto. Internet es campo abierto y no se le pueden poner puertas, pero sí obstáculos. No lo permitamos y, sobre todo, no dejemos que nos engañen.

3 comentarios:

  1. EL FBI ES LA VERSIÓN MODERNA DEL TRISTEMENTE LLAMADO "SANTO OFICIO", Y LO QUE ESTÁ ES REGRESANDO LA INQUISICIÓN PERO EN VERSIÓN POST MODERNA

    ResponderEliminar
  2. Buen artículo!
    Gracias por compartir tu información y conocimientos.
    Saludos cordiales,
    Mª Carmen

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente el cierre de Megaupload si dio al traste, con miles de Blogs antes era sencillo descargar discos inconseguibles, ahora el servicio de Rapidshare y de los demas alojadores es muy limitado y despues de un mes que nadie accesa al Link, se borra y la gente no esta con animos para estar recargando Links.

    Ahora los blogs ya no suben musica solamente comentan los discos, si nos dieron en la madre!!

    ResponderEliminar