jueves, 23 de febrero de 2012

Antes y después del 'boom': dos etapas de mi blog

Ayer, un buen amigo mío (Facu), me dio un cariñoso tirón de orejas para que actualizase el blog, que hacía un par de semanas que no lo hacía. ¡Es siempre tan agradable saber que alguien te echa de menos!

En las últimas semanas, no he actualizado tanto como de costumbre, fundamentalmente por dos razones:

  • En primer lugar, por un hartazgo personal importante, relacionado con el ecosistema donde vivo. Asuntos familiares de los que hablé en diciembre. Veo tanta hipocresía, tanta mentira y tan poco compromiso en pleno seno familiar... Sobre todo, hipocresía. Al máximo. Mientras se critica o no termina de agradar mi orientación sexual (que a nadie le importa), otros miembros optan por el exhibicionismo público o, en otros casos, el uso y disfrute del sexo... previo pago. Y todos callados, como putas...
  • Como consecuencia del primer punto, una erosión generalizada de mi estado anímico, sumado a la falta de tiempo, imposibilitan que me anime a escribir. Por supuesto, son rachas y es temporal.

Sin duda, escribir en el blog es una de mis mayores pasiones. Es una válvula de escape excepcional, un refugio seguro para expresar todo lo que quiero y siento, y un escaparate único para todos aquellos amigos y conocidos que quieran saber un poquito más de mí.

Volviendo al asunto que nos ocupa...

Mi amigo Facu hizo una observación de la que os quiero hablar. Comparto con vosotros la parte correspondiente del mensaje:

 En cuanto a textos escritos, pues sigue en tu línea, que ya lo haces muy bien. Aunque no sé si es una observación mía o qué, pero desde el "boom" de seguidores que vio tu blog desde hace un año con las entradas que habías hecho sobre PC City, me ha parecido ver un cambio, de un blog sobre temas mucho más personales, casi como un diario personal, que apenas leían tus contactos de MSN, amigos y algún que otro lector que se topase con tu blog por casualidad, a un blog un tanto más informativo; personalemte me gustaba más esa primera etapa, aunque no por ello le he perdido el interés, que aquí habrá un lector más leyéndote hasta que te hartes de escribir.

De entrada, es una percepción que se ajusta a la realidad como un guante, aunque me gustaría pulir y poner en contexto ese mensaje. Es necesario distinguir dos aspectos:

  • Mi blog nunca tuvo, ni tiene, ni tendrá la misión de elevarme a los cielos, ni ser un trampolín para catapultar a la fama o recibir galardones. Nunca lo he publicitado.
  • De igual modo, nunca me basé en una temática fija. Tan pronto he hablado de lo que acontece en mi vida, como de reflexiones personales, de política, de hobbys, de consejos... Siempre vinculado todo lo que escribo a todo lo que mi vocecita interior dialoga conmigo.

Hablemos del "boom PC City".

Para los nuevos lectores, el "boom PC City" fue un post que escribí en abril del año pasado, coincidiendo con el anuncio sorpresa de que la multinacional cerraba en España. Justo el día siguiente del comunicado de cierre, decidí contar algunos de los secretos (no demandables) que tenían lugar en PC City de cara al cliente. Algunos de los engranajes de una maquinaria inglesa muy mal llevada. Como consecuencia de estas revelaciones, un información absolutamente inédita, el contenido se propagó como la pólvora por Internet y disparó las visitas de mi blog. 

Posteriormente, decidí dar cierto orden al caos tanto informativo como humano que reinaba, pues la empresa no podía/sabía/quería informar a sus empleados de las novedades relativas al cierre, en un mar de rumores e incertidumbre. 

Nunca he llegado a contar lo que supuso para mí, como experiencia personal, ese boom. Por un lado, sentí el vértigo de tener a decenas de miles de persona leyéndome; luego, el miedo a que esta multinacional pudiera enfadarse conmigo (ahora, con la lejanía que otorga el tiempo, puedo desvelar que recibí 'avisos legales no muy amistosos para que cerrase el pico'); y por último, grandes dosis de gratitud: acogí en mi blog a un gran número de personas muy agradecidas. Muchos empleados se enteraron de las novedades de su empresa y su futuro por mí, antes incluso que por sus propios jefes (en los comentarios de aquel post quedaron reflejados), y me agradecieron la labor que hice de forma desinteresada.

En ese momento, fui consciente de que fui útil para muchas personas y creí positivo poner a disposición de todos mis conocimientos (de fotografía, reviews, productos, decisiones de compra...); desmenuzar la realidad (política, económica, social...) que en otros medios se antoja aburrido e incomprensible; y, por supuesto, seguir escribiendo mis reflexiones, mis ideas, así como aspectos destacados de mi vida que deseo compartir.

Hay una imagen que habla: las estadísticas. Desde el "boom PC City", y tras la publicación de noticias, tutoriales o reviews, cada vez más personas se han ido enganchando al blog.

Para concluir, digamos que abrí el blog también a asuntos que no tienen relación directa con mi vida personal, debido a la satisfacción que me produce ser de utilidad a muchas personas; pero por encima de todo, sigue siendo el lugar personal, íntimo y único donde seguir compartiendo mi vida personal.

Una curiosidad: PC City sigue despertando la curiosidad de los internautas. A punto de celebrarse el primer aniversario del adiós de esta empresa, en lo que llevamos de febrero (sólo este mes), las entradas relacionadas en mi blog con PC City acumulan más de 1000 visitas.

Y, para finalizar, un comentario que recibí hace unos días (en un post de fotografía con fecha de octubre de 2011) y que pone de relieve todo lo que he querido explicar hasta aquí:

"Solo quiero darte las gracias por instruirnos, eres de los pocos que comentan las diferencias de clases en cuanto a velocidad, gracias de verdad por hacer que internet sea una herramienta interesante"

Sed buenos!

3 comentarios:

  1. "Me alegra" que tu amigo te haya dado un tiron de orejas respecto al blog, a pesar de que yo, al igual que él, soy un lector incondicional, ya te dije que gracias a ti, es como estoy al tanto de la actualidad, ya sea mediante este espacio o por face.
    En cuanto al contenido, a veces gusta leer algo más personal, escuchar mil veces tus reflexiones sobre temas diversos, o "formarnos" en temas que los ciudadanos de a pie no estamos acostumbrados a lidiar...
    Solo aumentaria la frecuencia de las entradas, a pesar del esfuerzo que eso conlleva para ti.

    Echo de menos hablar contigo!
    Besos!

    Tauro.

    ResponderEliminar
  2. ¡Eres de lo que no hay! Como dice mi abuela: "Más apañao que todas las cosas".

    Tengo curiosidad por saber de qué tienes (tenéis) interés en leer. Es decir, conocer mi opinión sobre un asunto en concreto, o algo. No cedo mi guión, es sólo una sugerencia más para mi próximo post, y así participamos todos! :)

    Yo también te echo de menos! Hablemos, llamémonos, algo!!!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Como siempre dices, este es un blog personal que es como "tu casa", donde haces lo que quieres y pones lo que quieres como tú lo quieres.

    Si lo que te da la gana en un momento es informar a la gente como a ti te gusta, pues informas. Si en otro momento es filosofar sobre X sentimiento, pues filosofas. Y si lo que quieres es hablar sobre tu vida, pues hablas. Así pa tóh.

    Y ese siempre ha sido para mi el mayor atractivo del blog, es una pequeña parte de ti que haces poniendo toda tu personalidad y, como dices, tu pasión. Lo haces muy bien.

    Siempre hay que valorar las críticas constructivas, los análisis y las opiniones que te puedan dar sobre cualquier cosa. En algo completamente personal... TAMBIÉN, pero no dejes nunca que deje de ser personal. Parece que somos muchos los que te decimos que nos encanta el blog según lo has ido haciendo.

    Todo evoluciona y todo cambia, deja que seas tú mismo el que decida qué camino tomar y da la importancia justa a las opiniones ajenas. Desde mi punto de vista, va perfecto, con sus nuevas tendencias y sus posibles nuevos contenidos.

    Un beso de un lector habitual :)

    ResponderEliminar