martes, 7 de febrero de 2012

División y dosis de incoherencia en el PP sobre el matrimonio gay



¡Una de cal y otra de arena!

Esta mañana, Alberto Ruiz-Gallardón regalaba uno de los titulares del día:

"No aprecio inconstitucionalidad en la ley del matrimonio homosexual"

Dicho de otra forma: apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo y, además, considera que esto respeta la Constitución. Estas declaraciones tienen un impacto especial porque el Partido Popular es contrario a la ley del matrimonio homosexual y la tiene recurrida desde el año 2005, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie.

Pocas horas después, el PP salía al frente para corregir a Gallardón. Suena más a regañina, porque queda tan feo que un dirigente político corrija a otro en público...

  • Ministro de Interior: "Si no hubiéramos pensado que era inconstitucional no hubiéramos votado en contra, no hubiéramos presentado enmienda de totalidad y no hubiéramos presentado un recurso de inconstitucionalidad".
  • Portavoz del PP: Es su opinión personal (de Gallardón), pero más allá de opiniones personales está la posición del partido; y la posición oficial y real del PP es que hay que esperar a lo que diga el Tribunal Constitucional”.

A partir de aquí, varias consideraciones.

  • Si el máximo responsable de Justicia en España (Gallardón) avala la legitimidad sobre el matrimonio homosexual, ¿por qué no da el paso de retirar el recurso de inconstitucionalidad que ellos mismos interpusieron
  • En toda la esfera política del PP, siempre que tocan este asunto, responden: "Vamos a esperar a que se pronuncie el Tribunal Constitucional y, en consecuencia, tomaremos una decisión". ¿"Esperar" a qué exactamente? ¿A que si el TC falla en contra de la ley, quedar ellos como un pincel y decir 'Respetamos a los jueces'? ¿O si no cae esa breva, tal vez abolirla con su mayoría absoluta?
  • En vista de que hay máximos responsables políticos del PP que apoyan la ley del matrimonio homosexual, en el hipotético caso de que el TC falle en contra de la ley, ¿tendrán los santos cojones de recurrir el resultado?
  • Desde julio de 2005, es posible en nuestro país el matrimonio entre personas del mismo sexo (y, por consiguiente, los derechos que este estatus otorga). Ni más ni menos que desde hace casi siete años. ¿Acaso existe un problema, una alarma social o un debate en la sociedad a este respecto?
  • ¿Qué clase de Justicia tenemos en nuestro país, que el TC aún no se ha pronunciado sobre este asunto en casi siete años? Y lo que queda...
  • El Gobierno del PP, desde su entrada al poder, está muy ocupado reformando las áreas de Justicia y Educación. Por supuesto, reformar no significa que necesariamente sea para bien (perfectamente puedo reformar una casa y, al final, dejarla peor de lo que estaba). La sociedad pide a gritos soluciones a la gravísima crisis económica que estamos padeciendo y lo único que ha tocado en materia económica ha sido una injusta subida de impuestos, tanto en IBI como IRPF.  Queremos soluciones, NO un recorte de derechos.


Pedir coherencia al Partido Popular es como pedir peras al olmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario