sábado, 11 de febrero de 2012

La reforma laboral, explicada en seis puntos

Ayer, el Gobierno del PP explicó en rueda de prensa la sonada reforma laboral, que entrará en vigor de forma inmediata (este mismo lunes).

Hoy se publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado). Son 63 páginas cargadas de letras hasta los topes y, sinceramente, muy aburridas de leer. Por es razón, creo conveniente deshuesar, masticar y explicar de forma clara y concisa en qué nos afecta la reforma laboral.

1. Abaratamiento del despido.

Observad el siguiente gráfico que acabo de hacer:


Hasta ahora, si un trabajador indefinido era despedido, tenía derecho a cobrar 45 días por año trabajado y un máximo de 42 mensualidades. A partir de ahora:

  • La indemnización será mucho menor: 33 días por año trabajado y un máximo de 24 meses. Aplicable a todos los contratos, con carácter general.
  • Y si la empresa demuestra un decrecimiento económico (reducción de ventas), el despido del empleado pasa a ser procedente, y atención: con una indemnización de 20 días por año trabajado.

Mi pregunta es la siguiente: ¿Qué empresa no está sufriendo los efectos de la crisis? ¡Si hasta El Corte Inglés ha tenido una reducción de ingresos! A efectos prácticos, el hachazo pasa de ser de 45 días a 20 días por año trabajado. El Gobierno del PP ha hundido de un sólo golpe el derecho de los trabajadores, logrado con tantos años, tanto sudor y tanto tesón. 

2. Libre rebaja del sueldo.

Se podrá rebajar el sueldo de los trabajadores por razones de competitividad o productividad, sin necesidad de acuerdo. El empresario podrá modificar la remuneración o la cuantía salarial si hay "probadas razones económicas, técnicas, organizativa o de producción". La reforma legaliza el mobbing: te pueden cambiar el horario, la función y el sueldo y, si no te gusta, a la calle con despido procedente.

3. Sin mínimo de despidos.

Las empresas en beneficios que quieran reducir plantilla entre los trabajadores mayores de 50 años con cargo a sus recursos propios no tendrán que cumplir con el requisito de que el despido afecte a un mínimo de 100 trabajadores en un período de tres años.

4. La única medida positiva: incentivar el contrato a jóvenes.

Las empresas tendrán una bonificación en la cuota de la Seguridad Social de hasta 3.600 euros cuando contraten indefinidamente a jóvenes de entre 16 y 30 años durante tres años. 

5. Voluntarios, sin ser "voluntarios".

"Como plan de lucha contra el fraude, se impulsará que los desempleados que cobren el paro realicen servicios a la comunidad mediante convenios de colaboración con las administraciones públicas."

Genial. A arreglar carreteras, barrer las calles, regar los jardines, etc. Por un lado, la Admón. Pública se ahorra el sueldo completo de una persona (es decir, fomenta la precariedad laboral); y por otro lado, DEJAMOS DE CONTRATAR a personas que están preparadas para desempeñar ese puesto de trabajo y que, a partir de ahora, lo harán los parados, teniendo como consecuencia MÁS PARO. Una cantera de 5,3 millones de personas obligadas a trabajar gratis próximamente.


Y ya está. Esta es la fórmula mágica que tiene el Partido Popular para crear empleo: abaratar el despido. Salvando el contrato para jóvenes, las medidas son diametralmente opuestas a la estimulación de empleo.

2 comentarios:

  1. y si te niegas a realizar esas actividades de voluntariado?, que pasa con tu paro?

    ResponderEliminar
  2. No se sabe, la verdad. La reforma entró ayer en vigor.

    Seguramente ocurra algo parecido a cuando el INEM te ofrece un trabajo y lo rechazas (creo que un máximo de 3 veces, era), que te quitan el paro. Supongo, ¿no? A nadie le gustaría trabajar cobrando 0 € más que el paro (porque cobrar el desempleo es un DERECHO; que no los 420 €).

    Lo veremos.

    ResponderEliminar