miércoles, 14 de marzo de 2012

Rey del pasado

Esta noche, quise rescatar unas fotografías personales que tenía guardadas en CDs, correspondientes a una época pasada. Y, como consecuencia de desempolvar el pasado, volví a descubrir unas fotografías que tengo ya de por sí tatuadas en la retina: imágenes de mi primera historia de amor.

En el fondo, y en muy pocas ocasiones, soy frágil. Nostálgico. Tengo la certeza de que, desde 2006 hasta 2010, ha sido la época más feliz de mi vida: permanentemente llena de amor. Y tengo la sensación de que, desde entonces, en el terreno personal (a grandes rasgos), todo ha estado vacío o ha sido repetitivo. Más difícil. Menos inocente, aún menos novedoso y, por consiguiente, más previsible.

Hoy, por primera vez, comparto con el mundo sólo unas cuantas fotografías de ese entonces, 2006. Me gusta recordar. Al fin y al cabo, somos resultado de nuestro pasado, consecuencia de nuestro presente y responsables de nuestro futuro. Consecuencias de nuestras experiencias de vida.


Con unos amigos, en los exteriores de la Plaza de Toros de Las Ventas (Madrid).

 

Corte Inglés de Castellana (Madrid), con dos amigos.


Pétalos de rosas, sólo uno de los muchos detalles de aquella noche... 
Habitación 107 del AC Rivas Vaciamadrid.


Cama de la habitación 107 del AC Rivas Vaciamadrid.


"Dame la mano y prométeme que, pase lo que pase, nos tendremos el uno al otro".
[El Retiro - Mayo 2006].

No hay comentarios:

Publicar un comentario