sábado, 3 de agosto de 2013

Amor por WhatsApp

¿Recordáis? Hace no tantos años, la forma de expresar a otra persona un "Pienso en ti", era dándole un toque al móvil. Y la felicidad llegaba cuando ese toque era respondido. Desbloquear el móvil, ver la llamada perdida, y esbozar una ligera sonrisa.

WhatsApp llegó para dar un giro de tuerca a todo esto. Cada vez hablamos menos por voz, y más por escrito. Lo que llaman comunicación instantánea parece un eufemismo. ¿No es más instantáneo hablar por voz, que tecleando?

¡Ah, sí...! El amor a través de WhatsApp... Antes, cuando terminaba una llamada telefónica, era algo así como:

 - "Cuelga tú".
 - "Va, cuelga tú".
 - "Bueno, a la de 3: 1, 2... y 3".
 - "¡No has colgado!"

Esto, que me parece estúpido, precioso y romántico en mismas proporciones, ha cambiado con WhatsApp. Ahora, el "cuelga tú", ha dado paso a la constatación de saber cuándo ha sido la última vez que ha mirado WhatsApp. "Última vez conectado a las 2:14 h.".

El nuevo giro de tuerca que ofrece la tecnología, y que hemos soldado a fuego en nuestras vidas con toda naturalidad, también propone nuevas y curiosas formas regalar detalles que nos hacen feliz, y quebraderos de cabeza inéditos. ¿Y si se despide pero sigue conectado? ¿Y si son las 12:00 h., se ha despertado (porque sabes su último estado de conexión), y no te ha saludado?

Ya no hablemos de principios de la década de los 90 hacia atrás. Un teléfono fijo en casa, y gracias. Desde que una persona salía de casa, hasta que volvía, prácticamente sin noticias y no pasaba nada. La ausencia de noticias era una buena noticia. Y la gente era feliz. ¿Pero la gente era feliz porque "era lo que había"? En la actualidad, con nuevos y más completos modelos de comunicación, ¿somos más felices?

El avance tecnológico es fascinante, y es digno de estudio cómo es capaz de transformar nuestro día a día, nuestras relaciones, nuestra vida.

1 comentario:

  1. Y lo que está por venir y que aún desconocemos. Y lo que está por venir...

    ResponderEliminar